Ecologistas considera una "acción insensata" reabrir la "antigualla"

 

Ecologistas considera una "acción insensata" reabrir la "antigualla"

Sala De Control De La Central Nuclear De Garoña (Burgos).
NUCLENOR
Actualizado 25/01/2017 14:38:26 CET

   MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción considera que sería una "acción insensata" reabrir la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) que es una "antigualla" y cuya solicitud para renovar su licencia de explotación hasta 2031 ha comenzado a estudiar este miércoles el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

   Así, el portavoz de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, ha señalado a Europa Press que "previsiblemente" el organismo regulador emitirá un informe "favorable" sobre la reapertura de la central, algo que para la ONG muestra la "falta de rigor" en el CSN que, en su opinión, "nunca debió aceptar" una solicitud de reapertura por 17 años, hasta que la planta llegue a los 60 años de edad.

   Además, ha indicado que se calcula que puede haber "unos 160 informes" que tendrán que estudiar los miembros del pleno del CSN, por lo que cree que probablemente el periodo antes de que tomen una decisión puede pasar "ampliamente de un mes o incluso más del doble".

   Garoña comenzó a funcionar en 1971 y dejó de producir electricidad en diciembre de 2012, cuando descargó su combustible por motivos económicos. Para Ecologistas en Acción, la central tiene un "largo historial de incidentes graves para la seguridad", entre los que ha destacado la corrosión de elementos clave del circuito primario, como el barrilete o las penetraciones de las barras de control.

   Asimismo, advierte de las "condiciones de seguridad deplorables" que presenta la central pero denuncia que el Gobierno del PP junto con la "falta de rigor" del CSN han convertido la continuidad de la central en una "cuestión política", más allá de las intenciones de Endesa e Iberdrola, accionistas al 50% de Nuclenor, la propietaria de la central.

   La ONG denuncia que para "facilitar" la cuestión, primero el CSN abrió un periodo de prórroga que Nuclenor dejó pasar y que después modificó el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas (RINR) "a la medida de Garoña".

   Por otro lado, Ecologistas calcula que para poner a punto la central se necesitarán inversiones que pueden pasar de 150 millones, sin que supongan garantizar la seguridad y recuerda que el presidente de Iberdrola manifestó su "nulo interés" en reabrirla.

   "El Gobierno del PP y el propio CSN quedarían en evidencia por haber retorcido los reglamentos para reabrir una central en la que sus propietarios no están interesados", advierte.

   Castejón da por hecho que el informe del CSN sobre la renovación de la licencia de operación de la planta burgalesa será favorable pero con numerosas condiciones y esto sentará "dos graves precedentes válidos" para el resto del parque nuclear español.

Se trata de un permiso de 17 años, el más largo concedido a una central nuclear en España y supondrá una autorización para operar hasta los 60 años y considera que el actual mercado eléctrico español las centrales nucleares son un enorme negocio para sus explotadores, que cobran el kWh tres y cuatro veces más de lo que les cuesta producirlo, obteniendo unos beneficios de miles de millones de euros anuales.

   Sobre el precio de esta energía, añade que en los últimos días las centrales nucleares están cobrando el kwh hasta ocho veces más de lo que les cuesta producirlo e insiste en que estos beneficios "no son caídos del cielo, sino que proceden de los bolsillos de los consumidores".

   "El riesgo de mantener Garoña en funcionamiento es inaceptable. Se trata de una peligrosa antigualla situada en la cabecera del río Ebro y un accidente con fuga al río afectaría a numerosos ecosistemas, huertas, industrias y poblaciones de las comunidades de Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña. Además, la nube radiactiva llegaría con toda probabilidad al País Vasco. Lo más sensato es proceder al cese de explotación definitivo", ha sentenciado.

   En este contexto, ha apuntado también a la falta de transparencia del organismo regulador tanto en este expediente como en otras cuestiones, como por ejemplo en la decisión del almacén temporal centralizado. "Los ciudadanos no tenemos acceso a los informes de los técnicos sobre Garoña. Tendremos que pedirlos a través del portal de la Transparencia", ha comentado Castejón que asegura que el CSN extrema los cuidados para evitar filtraciones en cualquier cuestión.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies