La Iglesia demanda a Catalá que reconozca el papel de los misioneros como voluntarios en labores humanitarias

Actualizado 25/05/2017 15:13:52 CET

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Los obispos españoles han manifestado al ministro de Justicia, Rafael Catalá, su interés en que se reconozca el papel de los misioneros como voluntarios en labores humanitarias y en adecuar los estudios eclesiásticos a la normativa europea sobre títulos universitarios.

Así se lo han trasladado este jueves 25 de mayo durante la reunión de la Comisión Mixta Sectorial del Ministerio de Justicia con la Conferencia Episcopal en la que han participado Rafael Catalá y el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo.

En concreto, los representantes de la CEE han mostrado "un especial interés", según informa Justicia, en la adecuación de los estudios eclesiásticos al Espacio Europeo de Educación Superior, así como por el reconocimiento del papel que realizan los misioneros y misioneras como voluntarios en labores humanitarias.

En este sentido, según precisa el Ministerio, ambas partes han manifestado su voluntad de seguir trabajando en estas cuestiones y han coincidido en la necesidad de continuar manteniendo estos encuentros con periodicidad.

La situación de los españoles no religiosos que son misioneros en países de todo el mundo y no pueden cotizar a la Seguridad Social es una preocupación manifestada desde hace tiempo por el director de Obras Misionales Pontificias (OMP), Anastasio Gil. Así se lo trasladó ya hace un año a los obispos españoles durante la celebración de la CVII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE), en abril de 2016.

"Son voluntarios que parten a la misión sin ninguna contraprestación económica. No son cooperantes, ni pueden ser considerados como tales. Al no ser reconocidos como empleados por cuenta ajena, ni siquiera tienen la posibilidad de darse de alta en la Seguridad Social. Igualmente, carecen de una cobertura sanitaria para cualquier enfermedad o accidente", precisó Gil.

La diferencia entre el laico misionero y el cooperante radica en el contrato, inexistente en el caso de los primeros. Al no tener un contrato laboral, no se pueden dar de alta en la Seguridad Social y tampoco cotizar. Los convenios especiales permiten a estos misioneros no religiosos cotizar mediante el ingreso de una cuota mensual que, según indicó Gil en declaraciones a Europa Press, es de 150 euros como mínimo, una cantidad "más allá de las posibilidades de estos misioneros".

No obstante, según explicó, esta cotización cubre la jubilación pero no la asistencia sanitaria por lo que si quieren tener una cobertura ante posibles enfermedades o accidentes, deben contratar una póliza con una aseguradora privada.

Ante este escenario, la Iglesia tiene puestas sus esperanzas en la Ley del Voluntariado de 2015 que, según el director de OMP en España, "abre las puertas a la posibilidad de un reconocimiento explícito" de esta realidad que deberá articularse en la reglamentación de esta norma.

REGISTRO DE ENTIDADES RELIGIOSAS

Por otro lado, durante la reunión de este jueves, los representantes de la CEE y de Justicia, han puesto de manifiesto los avances realizados para implementar el convenio entre el Ministerio y el Consejo General del Notariado, lo que permitirá la remisión telemática de las escrituras que se realicen por parte de las entidades religiosas directamente desde las notarías al registro.

Además, han trabajado sobre la ampliación de los plazos para la actualización de las entidades de la Iglesia Católica que figuran en el Registro de Entidades Religiosas, así como sobre otras cuestiones relativas a la informatización y la introducción de una mayor eficacia en el mismo.

Finalmente, Catalá ha informado a los representantes de la CEE de los proyectos en los que está trabajando el Ministerio para conmemorar, en el último trimestre de 2017, el XXV aniversario de la firma de los Acuerdos de Cooperación del Estado con las confesiones evangélica, musulmana y judía.

En el encuentro, celebrado en la sede del Ministerio de Justicia, han participado también los vicesecretarios de la CEE, Carlos López y Fernando Giménez, así como los secretarios de la Comisión Episcopal de Enseñanza y de las Obras Misionales Pontificias. Por su parte, el ministro ha estado acompañado por el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, Javier Herrera, y el subdirector general de Relaciones con las Confesiones, Jaime Rossell.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies