El Papa confiesa a varios fieles en la Basílica de San Pedro

El Papa Confesándose En La Basílica De San Pedro
REUTERS
Actualizado 09/03/2018 19:30:08 CET

ROMA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha dado comienzo este viernes 9 de marzo a la jornada '24 horas para el Señor' con una liturgia penitencial en la que ha confesado a varios fieles en la Basílica de San Pedro. Se trata de la quinta vez que el Papa preside esta celebración a la que asistieron miles de fieles y que comenzó con una procesión. El Pontífice se ha confesado primero como un penitente más.

Durante la homilía, ha señalado que el amor de Dios se extiende más allá de cualquier pecado. "El amor de Dios es siempre más grande de lo que podemos imaginar y se extiende incluso más allá de cualquier pecado que nuestra conciencia pueda reprocharnos. Es un amor que no conoce límites ni fronteras", ha señalado el Pontífice.

En su homilía, ha invitado a los fieles a conocer la gracia de la grandeza de su amor del que ha dicho que "borra los pecados". "¡Qué difícil es dejarse amar verdaderamente! Siempre nos gustaría que algo de nosotros no esté obligado a la gratitud, cuando en realidad estamos en deuda por todo, porque Dios es el primero y nos salva completamente, con amor".

Francisco ha manifestado que el pecado tiene como consecuencia el alejamiento de Dios. "De hecho, el pecado es una de las maneras con que nosotros nos alejamos de Él pero esto no significa que él se aleje de nosotros. La condición de debilidad y confusión en la que el pecado nos sitúa, constituye una razón más para que Dios permanezca cerca de nosotros. Esta certeza debe acompañarnos siempre en la vida", ha subrayado.