La PDLI aboga por cambiar el Código Penal para que España cumpla estándares internacionales sobre libertad de expresión

Publicado 06/02/2018 18:17:01CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) ha afirmado que "la solución para que España cumpla con los estándares internacionales sobre libertad de expresión es la modificación del Código Penal".

Así lo ha señalado la plataforma, después de que el Tribunal Supremo haya confirmado la absolución del abogado vasco Arkaitz Terrón Vives del delito de enaltecimiento del terrorismo al entender que los mensajes publicados en la red social Twitter en los que homenajeaba a miembros de ETA o se mofaba del asesinato de Luis Carrero Blanco no suponen ninguna incitación violenta.

Según en análisis que ha realizado la PDLI, el fallo del alto tribunal matiza su doctrina anterior sobre enaltecimiento del terrorismo. Aplicando normativa comunitaria (Directiva (UE) 2017/541 relativa a la lucha contra el terrorismo, pendiente de transposición), la doctrina del Tribunal Constitucional (STC 112/2016, de 29 de junio de 20169) y el Convenio del Consejo de Europa para la prevención del terrorismo, el Supremo concluye que para poder condenar por enaltecimiento de terrorismo debe haber riesgo real.

En este sentido, el director legal de la PDLI, Carlos Sánchez Almeida, ha afirmado que, de acuerdo con esta resolución, "el enaltecimiento debe propiciar o alentar una situación de riesgo para las personas o derechos de terceros o para el propio sistema de libertades". "Un tuit considerado en abstracto no puede fundamentar una condena por enaltecimiento si no hay riesgo de atentados", ha subrayado.

La Plataforma en Defensa de la Libertad de Información considera que esta sentencia supone "un paso adelante" en línea con los estándares internacionales sobre libertad de expresión y confía que sea tenida en cuenta en los casos que permanecen abiertos. Sin embargo, la PDLI entiende que sigue sin ser aceptable la amenaza legal que sigue suponiendo el actual Código Penal y reclama, una vez más, su modificación.