Los Mossos condenados por torturas a un detenido en Barcelona piden un segundo indulto para eludir la prisión

 

Los Mossos condenados por torturas a un detenido en Barcelona piden un segundo indulto para eludir la prisión

El Conseller De Interior, Felip Puig
EUROPA PRESS
Actualizado 06/07/2012 13:47:54 CET

BARCELONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Interior, Felip Puig, señala que los cuatro mossos d'Esquadra condenados por torturar a un detenido a quienes la Audiencia de Barcelona obliga a ingresar en prisión pese al indulto parcial del Gobierno han presentado una segunda petición para ser indultados.

En una entrevista de BTV, recogida por Europa Press, el consejero ha detallado que esta nueva petición de indulto pretende que se sustituya la pena de prisión por una multa, para que los agentes puedan eludir el encarcelamiento.

Los cuatro agentes de los Mossos d'Esquadra fueron condenados por torturas en la comisaría de Les Corts de Barcelona a un ciudadano rumano al que habían detenido por error en 2006, y si entran en prisión, sería la primera vez para un agente de la policía catalana.

Se trata de los policías autonómicos Manuel F., Joan S., Jordi P. y Fernando C., a los que el Gobierno indultó parcialmente en febrero, cuando conmutó todas las penas impuestas por una única de dos años de cárcel y suspensión de sus cargos.

Pese a que esta condena de dos años y la falta de antecedentes podría hacer que esquivasen la prisión, la Sala Novena de la Audiencia ha ratificado su ingreso por la gravedad de la conducta y el hecho de que sean miembros de un cuerpo policial, que por mandato constitucional deben proteger al ciudadano.

"Mientras haya posibilidad de obtener un nuevo indulto lo intentaremos hasta el final", ha asegurado Puig, porque asegura que durante todo el proceso hubo problemas que dificultaron que los cuatro mossos se defendieran correctamente.

"APOYO INSTITUCIONAL"

Ha insistido en que la Consejería les da "apoyo institucional", aunque respeta la decisión judicial, y ha recordado que los agentes llevan dos años inhabilitados.

El consejero ha reconocido que "no" se esperaba la decisión de la Audiencia de Barcelona de obligarles a entrar en prisión pese a tener una condena de dos años de prisión y sin antecedentes, con lo que normalmente no se entra en la cárcel.

Ha explicado que ha hablado con los cuatro agentes, que anímicamente están "destrozados", aunque mantienen la esperanza de que pueda producirse este segundo indulto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies