Tres marroquíes residentes en Almería, Málaga y Barcelona, detenidos en Melilla con 30 kilos de hachís

Actualizado 15/03/2013 21:29:54 CET

MELILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Melilla a tres individuos en posesión de más de 30 kilogramos de hachís cuando pretendían embarcar a la Península con la droga oculta en dobles fondos de vehículos que embarcaban en los buques que unen la Ciudad Autónoma con la península, en dos intervenciones en el puerto de la ciudad española del Norte de África.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia, la primera actuación se produjo durante el registro de un turismo marca Opel, modelo Astra, de color verde y matrícula nacional, sobre el que el can detector de drogas dio indicios que podía ocultar sustancias estupefaciente.

Una vez realizado un registro en profundidad, los agentes localizaron hasta un total de 73 paquetes, que iban ocultos en el interior del filtro del aire y en las puertas del vehículo, que resultó ser "polen de hachís", con un peso cercano a los diez kilogramos.

El único ocupante del vehículo, su conductor, es un ciudadano marroquí, con residencia legal en nuestro país en la ciudad de Almería, que atiende a las iniciales A.D., de 53 años de edad.

La segunda actuación policial se ha desarrollado por el mismo procedimiento al fiscalizar los guardias civiles otro vehículo marca Mercedes, modelo E220 CDI, ocupado por dos personas, donde descubrieron en dobles fondos de las aletas delanteras y falsillas del turismo, un total de 55 paquetes, también de "polen de hachís", con un peso superior a los veintidós kilogramos.

Los ocupantes del vehículo, son dos ciudadanos marroquíes, con residencia legal en nuestro país, que atienden a las iniciales M.R., de 43 años, domiciliado en Málaga y M.A., de 32, en Barcelona.

Los detenidos junto a la droga intervenida y vehículos donde se ocultaba han sido puestos a disposición judicial, como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

El portavoz policial ha destacado que la Guardia Civil, con estas dos intervenciones, ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito, de más de 100.000 dosis de este tipo de estupefaciente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies