Libertad con fianza para la acusada en Almería de ordenar el crimen de su pareja, a quien juzgará un jurado

Archivo - Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, junto a un vehículo oficial
Archivo - Un agente de la Guardia Civil, de espaldas, junto a un vehículo oficial - GUARDIA CIVIL - Archivo
Publicado: jueves, 15 diciembre 2022 16:45

ALMERÍA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huércal-Overa (Almería) ha acordado libertad bajo fianza por motivos de salud a B.N.A.A., la mujer acusada de encargar el crimen de su marido hallado muerto en un cortijo de Huércal-Overa (Almería) en agosto de 2021 quien, junto con el supuesto autor material de los hechos, se enfrentará a un tribunal de jurado en la Audiencia Provincial de Almería.

Fuentes judiciales han indicado a Europa Press que el titular del juzgado ha dispuesto que previamente a la excarcelación de la acusada, esta deberá abonar 6.000 euros y hacer entrega de su pasaporte, de modo que no podrá abandonar el territorio nacional toda vez que deberá presentarse el día 1 de cada mes, así como comunicar cualquier cambio de residencia.

El juez ha tenido en cuenta la discapacidad y los problemas de salud de la acusada, quien ingresó en prisión provisional el 7 de septiembre del pasado año, así como su avanzada edad y su arraigo familiar para modificar su situación personal en cuanto a la medida preventiva, toda vez que considera que, dado la fase final a la que se dirige la instrucción de caso, no concurre riesgo en cuanto a posible destrucción de pruebas.

En este sentido, rechaza la postura en contra expresada al respecto por la Fiscalía al estimar que la alarma social de los hechos o la gravedad de las penas a las que podrían enfrentarse los acusados por el crimen no constituyen de por sí razones suficientes para mantener su privación de libertad.

El juez recuerda en su auto que fue la propia investigada quien cambió la dirección inicial de las investigaciones policiales con su "confesión" sobre los hechos, toda vez que la causa se ha visto dilatada en gran medida por la recepción del informe de autopsia de la víctima y las muestra de ADN referidas al otro acusado.

En relación a los hechos y ante la presunta comisión de un delito de homicidio o asesinato, el juez acordó además la transformación del procedimiento para que este se siguiera a través de los trámites de tribunal de jurado, para lo que ambos acusados, de nacionalidad colombiana, fueron escuchados en instrucción.

Los investigados habrían actuado por el encargo de la mujer de la víctima en el crimen. La mujer acudió el 3 de septiembre del pasado año a dependencias policiales --unos 20 días después de los hechos-- acompañada de su letrado, donde confesó su implicación en los hechos aunque se desligó del crimen. En su relato señaló la supuesta participación del segundo arrestado, detenido a las pocas horas de sucederse los hechos.

No obstante, según las pesquisas recabadas por la Policía Judicial, se estima que B.N.A.A. se habría encargado de planificar el crimen, por lo que habría encargado a D.V.G. que matara a su marido. En este sentido, el hombre habría aprovechado que la víctima se encontraba solo en su cortijo ubicado la rambla Los Cabecicos de Huércal-Overa el día 13 de agosto, hacia la hora de comer, para dirigirse al lugar armado con un cuchillo.

Las diligencias apuntan que el arrestado habría clavado "repetidamente" un cuchillo en el pecho de la víctima, a quien constaban al menos 15 heridas punzantes en el cuerpo así como otras que, según la autopsia preliminar, serían de carácter defensivo.

La detenida habría encargado al supuesto autor material de los hechos "darle un susto" a su marido, del que se encontraba en proceso de separación. La Guardia Civil inició la investigación por la muerte violenta del hombre identificado como G.B., de 65 años y albañil de profesión, tras hallarse su cadáver en el inmueble, situado en dirección a la pedanía de Úrcal, poco antes de las 15,00 horas del sábado 14 de agosto.

En un primer momento, agentes de la Policía Local fueron requeridos para que se personaran en el lugar de los hechos, donde se hallaron los primeros indicios de una posible muerte violenta.

Más información