Almería.- La Delegación Católica critica que hay centros que no permiten que el libro de Religión entre en los cheques

Actualizado 03/06/2006 20:07:32 CET

ALMERIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado episcopal para la Enseñanza Católica y Pastoral de la Cultura de Almería, José Pérez Escobar, criticó hoy que hay algunos centros educativos en Almería que no permiten que el libro de Religión entre en los cheques de gratuidad de la Junta de Andalucía, a la vez que anunció acciones legales contra quienes contravengan el Decreto de la Consejería de Educación por "vulnerar los derechos de padres y alumnos".

En un comunicado remitido a Europa Press, Pérez Escobar explicó que por decisión de diferentes equipos directivos se está "marginando" en algunos centros a los alumnos, padres y madres que optan por la asignatura de Religión "no permitiéndose que el libro de texto de esta materia entre en el cheque del programa de gratuidad de libros de la Junta, al igual que el resto" de asignaturas.

Argumenta el representante del Obispado que, según expresa la Ley de Gratuidad de Libros de Texto, "el alumnado que curse la enseñanza obligatoria en los centros docentes sostenidos con fondos públicos podrá disponer gratuitamente de los correspondientes libros de texto". Prosigue la normativa que "serán beneficiarios del programa de gratuidad de los libros de texto todos los alumnos y alumnas que cursen la enseñanza obligatoria en los centros docentes de la Comunidad Autónoma de Andalucía sostenidos con fondos públicos".

Manifiesta, por tanto, el representante de la Delegación Episcopal, que "en ningún momento se admite la posibilidad de que los libros de Religión no entren en el programa de gratuidad" y entiende que "quienes así obran están incumpliendo la Ley, vulnerando el derecho que asiste a padres y alumnos".

Consideró, de este modo, que "estos hechos no tienen base legal alguna", más bien lamentó que "obedecen a un prejuicio ideológico de algunos directores contra la asignatura de Religión" que "ocasionan un grave perjuicio moral y económico a padres, alumnos y profesores".

Por ello anunció que la Delegación Episcopal para la Enseñanza Católica y Pastoral "emprenderá las pertinentes acciones legales contra quienes no cumplan ni hagan cumplir el articulado de Ley".