Almería.- Sucesos.- Detenido un joven marroquí como presunto autor de la muerte a pedradas de un anciano en la playa

Actualizado 31/07/2006 15:25:20 CET

ALMERIA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Almería han detenido a un ciudadano de origen marroquí, identificado como M.A.S. y de 26 años, como presunto autor de la muerte a pedradas de un anciano de 80 años, que responde a las iniciales E.M.M., en la playa cercana a la desembocadura del río Andarax.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Policía Nacional recibió sobre las 20.59 horas del día 29 una llamada en la sala del 091 que procedía del Servicio de Emergencias 112 en la que comunicaban que en la playa del río había una persona herida en la cabeza por una presunta agresión con piedras. No obstante, más tarde, el 061 informó de la muerte de la víctima, por lo que a Policía envió a dotaciones de Seguridad Ciudadana y a funcionarios del departamento de Científica y Grupo de Homicidios.

Igualmente, el 061 explicó a los agentes que había un testigo de la agresión, que facilitó las características físicas del presunto agresor y que, según la descripción, se trataba de un magrebí que vestía camiseta azul y pantalón vaquero.

Tras el dispositivo de vigilancia y control para la detención de este individuo, la Policía arrestó a M.A.S., que fue reconocido por varios testigos, quienes manifestaron que la agresión se había motivado por un enfrentamiento del ahora detenido con la víctima.

Igualmente, los testigos manifestaron que cuando perseguía a la víctima le lanzaba piedras de la playa y que, como consecuencia de la persecución, la víctima cayó al suelo, mientras el agresor seguía lanzándole piedras hasta que le ocasionó la muerte. Según las mismas fuentes, M.A.S. se marchó del lugar al percatarse además de la llegada de los Servicios de Emergencia, que no pudieron reanimar al agredido que se encontraba ya cadáver.

De otro lado, los investigadores no pudieron, en un primer momento, identificar a la víctima que se encontraba completamente desnudo y sin ningún tipo de documentación. A la mañana siguiente, varias dotaciones policiales rastrearon la zona a la luz del día y descubrieron una bolsa con la ropa y documentación de la víctima, por lo que el Grupo de Homicidios pudo localizar a familiares directos de la víctima para comunicarles el fallecimiento.