Actualizado 08/10/2012 20:58 CET

Ayuntamiento se "opone frontalmente" al proyecto de Minas de Alquife para sacar hierro por el puerto

Pablo Venzal
EUROPA PRESS

Venzal (PP) anima a las asociaciones ecologistas y a la izquierda a "inundar de alegaciones" la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente

ALMERÍA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería (PP) ha trasladado este lunes su "oposición frontal" al proyecto presentado por la compañía Minas de Alquife Holding para exportar por el Puerto de Almería el mineral y los metales que prevé extraer en las canteras de la localidad granadina, ya que "va contra el medio ambiente y la calidad de vida de los almerienses".

En rueda de prensa, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Almería, Pablo Venzal (PP), ha criticado el planteamiento hecho por la sociedad alemana, que ha solicitado ante la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía la autorización ambiental unificada (AAU) para instalarse en el puerto almeriense, ya que supone "volver a finales del siglo XVIII" en cuanto a las emisiones de ruido, polvo o contaminación, según el edil.

Según Venzal, la documentación, que se encuentra en periodo de alegaciones antes de la concesión de la autorización, contempla una actuación consistente en el transporte diario de unas 12.000 toneladas de hierro a través de diez trenes diarios de 340 metros de largo cada uno en cada sentido. "Es imposible en términos de calidad de vida", ha insistido el concejal, quien ha rechazado los extremos previstos en el anteproyecto en cuanto a la afección a la atmósfera.

"Almería no se puede permitir 20 trenes diarios con o sin soterramiento lo diga la Junta, ADIF o el Ministerio", ha considerado antes de asegurar que la documentación presentada por la empresa reconoce "molestias" y habla de "paliativos" para solucionar problemas de contaminación ambiental propiciados, principalmente, por la aparición de polvo en suspensión, según el responsable municipal.

Además, Venzal cree que la actuación "va a dejar bastante poco dinero" en la ciudad puesto que el trabajo "no se crea principalmente en Almería". De hecho, según ha vaticinado, la acción de la sociedad minera conllevará "destrucción de empleo" dada la incidencia que tendría en el turismo al afectar a las playas y zonas costeras, según su planteamiento.

En este sentido, ha animado a las organizaciones ecologistas y a la izquierda a "inundar de alegaciones" la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ya que el proyecto se mantendrá en exposición pública hasta el 4 de noviembre y tiene que ser examinado por los técnicos medioambientales de la Junta. "Almería no forma parte de la zona subdesarrollada de África", ha manifestado el edil 'popular', quien ha apuntado que el "único argumento" que se esgrime en la documentación para realizar la operación es que "antaño se hacía".

Con esto, Venzal se ha planteado la rentabilidad de la actuación en términos medioambientales y socioeconómicos. "No nos vamos a vender por la tasa portuaria", ha recalcado Venzal antes de señalar que no conoce ningún puerto que pueda soportar el tránsito estimado en el anteproyecto. "El siglo XXI ha llegado para todos, no solo para los alemanes", ha apostillado.

El concejal ha explicado que este asunto ha sido tratado con la presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería (APA), Trinidad Cabeo, quien se ha mostrado "sensible" a la postura del Ayuntamiento, quien le ha trasladado que "hay otros frentes litorales" para ubicar la actuación, si bien ha declinado señalar algún espacio concreto para ello.

Ante la posibilidad de que la empresa financiara parte del soterramiento de las vías del tren a su paso por la ciudad como contraprestación por la actuación, sentido en el que se han mantenido reuniones con el Ministerio de Fomento, Venzal ha rechazado los "cuentos" de "inversores de este tipo", de forma que aunque viera "el cheque", cree que la actividad "no sería buena" para la ciudad y sus habitantes.