El cierre de la fábrica de Cemex en Gádor (Almería) afectará a cien trabajadores

Actualizado 17/10/2018 7:59:01 CET

ALMERÍA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cierre de la planta de Cemex en la localidad almeriense de Gádor anunciado por la compañía dentro de su plan de reestructuración afectará a unos cien trabajadores, el 90 por ciento de ellos hombres con una edad media de entre 40 y 45 años de la comarca del Medio y Bajo Andarax, quienes ven "con incertidumbre su futuro" tras la decisión de la compañía.

Los trabajadores han celebrado este martes su asamblea tras conocer el plan articulado por la empresa, que conlleva también la paralización de su planta de Lloseta (Mallorca), en la que se han acordado los primeros pasos de cara a conseguir las mejores condiciones de negociación para aspirar a posibles traslados, reubicaciones o, en su caso, jubilaciones.

Según ha explicado a Europa Press el miembro del comité de empresa Mario Martínez, muchos de los empleados han pasado décadas en la fábrica almeriense, donde apenas se da industria. "Algunos de ellos han dado toda su vida, hay quien más o menos lleva de 20 a 25 años haciendo cemento", ha lamentado tras indicar que las ventas han caído y han reducido su precio.

La fábrica, con capacidad para producir 0,85 millones de toneladas y abierta desde finales de los años 70, fue vendida en 2015 a Cemex por la suiza Holcim, que mantiene su fábrica de Carboneras. "Desde que vendieron, la gente no ha tenido muy claro el futuro", ha manifestado Martínez, quien ha señalado el "run run" que se ha dado durante meses con la posibilidad de cierre o aplicación de un ERTE, que finalmente no se llegó a aplicar.

Los empleados de la sede de Gádor, que daría empleo a otro centenar de trabajadores de manera indirecta, han sido informados de la posibilidad de que en la zona quede un punto de expedición del producto, aunque "la fábrica desaparece por concreto", por lo que hay que "concretar si hay recolocación o no" en otros puntos de la compañía ubicados por la geografía nacional. "Iremos viendo cuáles son las salidas, lo ideal sería pasar a otras empresas del grupo", ha señalado el representante laboral.

Con esto, los trabajadores esperan contar en los próximos días con una serie de representantes que negocien su salida mediante un ERE extintivo, toda vez que no descartan un calendario de movilizaciones. El próximo 5 de noviembre se abrirá el periodo de consultas que durará todo un mes y que conllevará el inicio de negociaciones con la empresa.

Contador