El detenido por el crimen machista de Almería denunció la desaparición tras hallarse el cuerpo en el vertedero

Planta de tratamiento de residuos de Gádor
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Publicado 11/10/2018 14:39:22CET

El hombre asfixió a la mujer y arrojó su cuerpo en un contenedor del Poniente almeriense, a 70 kilómetros de la planta de residuos

ALMERÍA, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

K.K., el hombre de 30 años y de nacionalidad mauritana detenido como presunto autor del crimen machista de su pareja Aicha B., cuyo cuerpo fue encontrado por un operario en la planta de residuos de Gádor (Almería) tres días después de su muerte, interpuso una falsa denuncia por la desaparición de la mujer ante la Guardia Civil una vez que trascendió en hallazgo del cadáver a través de los medios para tratar de montar una coartada antes de intentar fugarse del país.

El capital jefe de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Almería, José María Zalvide, ha explicado a los medios que el sospechoso interpuso la denuncia por la supuesta desaparición el fin de semana posterior a la aparición del cadáver, el 27 de septiembre, y de que trascendiera a través de la prensa, ya que el cuerpo fue encontrado el jueves de esa misma semana.

Este aspecto levantó recelos entre los investigadores, quienes ante la aparición del cadáver ya habían realizado una consulta a la base nacional de datos de personas desaparecidas y restos humanos con la que se descartó la relación del cuerpo con casos recientes en Almería y otras provincias limítrofes.

"En el momento que nos llega esta denuncia, podemos ver que físicamente es posible la correspondencia" ha apuntado el capitán en relación a la descripción de la mujer efectuada por el sospechoso y las características del cadáver, a pesar de que se encontraba en mal estado tras haber pasado varios días en un contenedor de basura donde su descomposición se había acelerado debido al efecto del calor y la exposición a las bacterias. Así, se tomaron durante la autopsia para identificar plenamente a la mujer.

La investigación ha permitido determinar que la mujer, que cuenta con cuatro hijos menores de edad ajenos a esta relación que viven en Marruecos, habría muerto asfixiada el lunes en el domicilio que compartía con el supuesto homicida en el barrio de Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar, de forma que la mujer habría muerto tres días antes de que se encontrara el cuerpo.

Así, el presunto homicida habría transportado su cuerpo en su coche hasta un contenedor en una zona diseminada del Poniente almeriense, esto es, a unos 70 kilómetros del lugar en el que apareció la mujer. "Desde ahí, pasa el camión de la basura, lo recoge y llega hasta la planta de reciclaje de Gádor", ha explicado el capitán.

CONTRADICCIONES Y OCULTACIÓN DE PRUEBAS

Desde la interposición de la denuncia, los investigadores siguieron la pista al sospechoso, quien ofreció distintas versiones orientadas a hacer creer que la mujer "se había ido de casa". Asimismo, el hombre habría negado que su pareja, con la que llevaba apenas dos meses de relación, ejerciera la prostitución aunque "era él mismo el que iba al local, la llevaba, la recogía y permanecía a veces en el mismo mientras que ella seguía trabajando".

El hombre, que también ocultó a los agentes de la Guardia Civil el lugar de residencia donde se habría producido el homicidio, se deshizo también del vehículo que había empleado para transportar el cuerpo hasta un contenedor, de forma que lo habría vendido a un amigo suyo a fin de evitar que fuera objeto de exploración.

"Nos llegó incluso a mentir y decir que la mujer estaba viva en Murcia", ha relatado Zaldive al señalar la falsedad de las declaraciones del sospechoso, quien en ese momento se dirigía hacia Madrid vigilado por equipos operativos de la Guardia Civil, con la intención de tomar un vuelo hasta Casablanca (Marruecos) para, desde allí, volver a su país de origen. "Pudimos interceptarlo cuando trataba de acceder al avión en la T4 de Barajas", ha detallado ante el arresto, que tuvo lugar el pasado 4 de octubre.

En esta línea, el hombre ya habría tratado de obtener un "salvoconducto" de la Embajada de Mauritania para permanecer en Marruecos, toda vez que se había hecho con un billete de avión como parte de su plan de huida. "Su historia no concordaba, mentía sistemáticamente y los testigos periféricos contradecían su versión", ha relatado el capitán de la Guardia Civil.

El crimen de Aicha B. supone la tercera muerte en el marco de la violencia de género de Almería en lo que va de año y la duodécima de Andalucía. Las diligencias instruidas junto con el detenido fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Almería.

El teléfono 016 es el número de información y asesoramiento jurídico para las víctimas de violencia machista y su entorno. Funciona las 24 horas, es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica, aunque puede quedar registrado en ciertos terminales. Las personas con discapacidad auditiva o del habla pueden contactar por mensaje de texto en el número 900116016.