26 de febrero de 2020
 
Actualizado 17/02/2014 18:12:35 CET

Juzgan a un acusado de explotar un ojo a un compatriota bajo un "delirio mesiánico"

Creía ser un "profeta islámico" y presuntamente vio en la víctima a un "diablo"

   ALMERÍA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia Provincial de Almería acoge este martes la vista oral contra un hombre de 32 años acusado de explotar un globo ocular a un compatriota al que agredió bajo los efectos de un brote psicótico en el que, al parecer, se creía un "profeta islámico".

   A.S., vecino de Roquetas de Mar (Almería), agredió, asimismo, a varios agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil mientras estaba aquejado de un "delirio mesiánico" por el que, según declaró a los médicos que le examinaron a su ingreso en prisión, "escuchaba una voz interna que le decía" que la persona a la que hirió "tenía un diablo".

   La Fiscalía, que interesa penas que suman 13 años de prisión por cinco delitos de atentado, un delito de lesiones y cinco faltas de lesiones, va a solicitar en el juicio previsto ante la Sección Tercera que se sustituya la pena de cárcel por la de internamiento por el mismo periodo de tiempo en un centro para tratamiento médico.

   Según recoge el escrito de calificación, al que tuvo acceso Europa Press, el procesado se encontró con la víctima a las 13,30 horas del 18 de abril de 2011 en Campohermoso (Níjar) y le pidió que lo trasladase en su turismo al cuartel de la Guardia Civil para denunciar un supuesto robo.

   Antes, según consta en su declaración ante el juzgado de instrucción, había llegado en taxi desde el municipio del Poniente hasta la Comarca de Níjar "porque se lo dictaba su cabeza" y allí, en un intento de desprenderse "de todo lo anterior", se había "desnudado y tirado la ropa con los documentos".

   Cuando el vehículo al que se subió una vez le prestaron ropa circulaba por la vía AL-3106 en Níjar y pasaba a la altura de la residencia de ancianos 'San Rafael, se cruzó con una patrulla de la Benemérita, momento el que cual A.S "cogió el volante del coche para intentar parar, viéndose la víctima obligada a ello".

   A continuación, aún dentro del turismo, el procesado comenzó presuntamente a agredir a su compatriota, "clavándole los dedos en los ojos, por lo que tuvo que salir" aunque este le siguió golpeando.

   La agresión se paró con la llegada de la Guardia Civil y de la Policía Local aunque, al pedirle que "depusiera su actitud y dejará de pegar" a la víctima, "se revolvió contra los agentes y empezó a propinarles patadas y puñetazos hasta que pudo ser detenido y trasladado a dependencias policiales".

"CABEZAZOS, PUÑETAZOS Y PATADAS"

   Según recoge el escrito del Ministerio Público, al día siguiente, cuando dos agentes iban a abrir la puerta de su celda para llevarlo hasta sede judicial, volvió "a revolverse, agrediéndoles con cabezazos, puñetazos y patadas".

   El fiscal considera que A.S. actuó bajo un cuadro psicótico que anuló su capacidad de entender y obrar, por lo que le aplica la eximente de alteración psíquica.

   Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió el "estallido del globo ocular" izquierdo con pérdida total de la visión "si bien previamente tenía un 20 por ciento" y hemorragia subconjuntival en el derecho. Tardó en curar 35 días y estuvo hospitalizado cuatro.

   Por las cinco faltas de lesiones, el Ministerio Público interesa penas de un mes de multa a razón de seis euros al día mientras que por el delito solicita ocho años de internamiento y por cada uno de los cinco delitos de atentado, 12 meses de internamiento.

Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente de la Junta de Andalucía

13/03/2020
Inés Arrimadas

Inés Arrimadas

Portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Congreso

13/03/2020

Patrocinado por