Publicado 27/05/2020 12:49:09 +02:00CET

Los parques acuáticos iniciarán una "anómala" temporada en julio con menos aforo y medidas higiénicas

Atracción de un parque acuático
Atracción de un parque acuático - EUROPA PRESS/AQUALAND - Archivo

ALMERÍA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Los parques acuáticos de la provincia de Almería han comenzado a preparar sus instalaciones para reabrir en los primeros días de julio en una temporada que se presenta "un poco anómala y diferente" ante la crisis sanitaria del covid-19 que obligará a adoptar determinadas medidas, entre ellas, una disminución de aforo, medidas higiénico-sanitarias y contrataciones extra de controladores para preservar la distancia social entre los bañistas.

Es el caso del parque acuático Aquavera, en Vera, que prevé estar en marcha desde el 1 de julio mientras que en Mario Park, en Roquetas de Mar, ya trabajan para reabrir sus puertas el próximo 4 de julio con nuevos protocolos de seguridad tanto para los usuarios como para los trabajadores, según ha explicado a Europa Press el director de la instalaciones, Miguel Ángel Morales.

Aunque el sector aún carece de una normativa específica para la regulación de los parques acuáticos, desde Mario Park han adoptado ya varias medidas basadas en el distanciamiento social y la higiene, para lo que se prevé una rebaja en el aforo aún por definir. "Por debajo del 30 por ciento sería bastante inviable", ha reconocido Morales, quien cree que una afluencia de entre el "45 y 50 por ciento" sería el mínimo para "salvar la temporada".

El director del parque roquetero, con capacidad para 2.800 personas, ha recordado la amplitud de las instalaciones, donde se abordan ya obras para aumentar las distancias entre sombrillas y espacios de descanso.

Asimismo, para tener mayor control sobre el número de personas y esquivar posibles aglomeraciones y contar con un acceso más ágil, se va a priorizar la venta de entradas anticipadas por internet, que comenzarán a comercializarse en los próximos días. La dirección del Mario Park ha decidido además no celebrar este año su fiesta acuática con dj's para evitar aglomeraciones.

Con el mismo fin, la plantilla de monitores y socorristas se va a incrementar este año entre un cinco y diez por ciento con controladores, quienes organizarán filas y se ocuparán de la desinfección extra de lugares clave. "En un parque acuático tenemos colas por todos lados", ha recordado Morales en relación a este nuevo puesto que se unirá a las 60 personas que ya desempeñan su labor en el parque y que contarán con formación específica.

DUCHAS Y FLOTADORES

Si bien los parques ya han asegurado varias medidas como la doble desinfección de espacios comunes diarios --continuado en el caso de los aseos--, el uso de EPI por parte de los trabajadores, o el acceso individualizado a los vestuarios, algunas otras cuestiones deberán definirse durante este mes, como el uso de duchas con pulsadores o la desinfección de flotadores.

"En los flotadores de alquiler se haría una desinfección en la entrega y recepción a los usuarios. Para los de uso gratuito, se nos ha ocurrido que el socorrista que recepciona al usuario en la atracción tenga un kit de limpieza para desinfectar las asas antes de entregarlo", ha apuntado Morales.

En cuanto a las duchas, la incorporación de sistemas que funcionen mediante sensor de aproximación podría ser una solución, aunque su adquisición y instalación se prevé complicada en tan poco tiempo, según ha valorado el director de Mario Park, quien también aboga por la "concienciación" de los usuarios, a los que se facilitará gel hidroalcohólico y tendrán cartelería informativa con las normas y recomendaciones.

El uso de la mascarilla también ha generado dudas a los miembros del sector, quienes esperan a que les precisen si serán obligatorias para los bañistas dentro de las instalaciones. "Esta es una de las cosas que aún están por definir y que esperemos que se aclaren conforme pasemos de fase", ha incidido.

Por su parte, según ha señalado a través de sus redes, Aquavera entiende que dentro de las instalaciones de piscinas y parques acuáticos no son necesarias medidas concretas y específicas para la lucha contra el coronavirus, más allá de las directrices oficiales en materia de distanciamiento social e higiene personal. "El cumplimiento de la normativa nacional y autonómica vigente, tanto en calidad del agua como limpieza de espacios, es más que suficiente para asegurar la salubridad de las instalaciones", han apreciado.

En este sentido, Aquavera ha anunciado que incrementará sus protocolos con el fin de asegurarse que la experiencia de sus clientes y usuarios es "totalmente segura y satisfactoria". "Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que las instalaciones acuáticas en general, y de Aquavera en particular, se convertirán en los lugares más seguros en los que divertirse en las circunstancias actuales", han afirmado antes de apuntar que próximamente anunciarán su protocolo en redes sociales.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Daniel Radcliffe solo regresaría a Harry Potter si no está J.K. Rowling

  2. 2

    Bruselas renuncia al reparto obligatorio de refugiados y apuesta por reforzar la frontera y las expulsiones

  3. 3

    Un hombre mata a un niño de tres años en Santiago de Compostela

  4. 4

    Sanidad decreta medidas especiales contra el COVID en Valmojado, Cebolla y La Puebla de Montalbán

  5. 5

    Muere una niña de trece años tras ser agredida y violada por cinco policías en el sur de Afganistán