Actualizado 23/08/2018 14:22 CET

Apdha lamenta que los centros de menores extranjeros de la provincia de Cádiz están "colapsados" y pide más recursos

Menores extranjeros no acompañados
PEDRO ARMESTRE/SAVE THE CHILDREN - Archivo

CÁDIZ, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

La delegación de Cádiz de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha lamentado que los centros de acogida de menores extranjeros no acompañados (MENA) de la provincia de Cádiz "están colapsados y saturados con hasta cuatro o cinco veces más de su capacidad", por lo que ha pedido más plazas, profesionales y recursos para "atender dignamente a los MENA que están en la provincia gaditana".

Así lo ha indicado a Europa Press el miembro de Apdha Cádiz encargado de asuntos migratorios Amin Soussi, quien ha apuntado que en la provincia existe la urgencia de "más recursos en forma de personal cualificado para poder prestar una asistencia humanitaria digna".

De otro lado, Soussi ha censurado que las 400 plazas de emergencia anunciados por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales para ampliar el sistema de acogimiento residencial de menores extranjeros no acompañados (MENA) entre todas las provincias de Andalucía "es una solución pasajera", y en ese sentido, ha pedido más plazas, profesionales y recursos para "atender dignamente a los MENA que están en la provincia gaditana".

Para el portavoz de la Adpha, "con esta medida, que es más bien un parche, la Junta se despreocupa de menores que trasladan a centros gestionados por empresas externas donde se les da un trato deficientes".

"Estos centros externos no tienen personal cualificado para un trato digno a estos MENA, lo que provoca que muchos de ellos se escapen de estos centros para ir a centros de la propia Junta donde sí son tratados en buenas condiciones como ha ocurrido en Arcos o en el Campo de Gibraltar", ha abundado.

Con todo, ha anunciado que desde la Apdha están elaborando un informe de la situación de los MENA tanto en los centros de la provincia de Cádiz como en Marruecos donde esperan a cruzar el Estrecho para entrar en España.