5 de junio de 2020
 
Publicado 28/03/2020 17:25:23 +01:00CET

Los autobuses de Cádiz adaptan sus frecuencias y horarios durante el estado de alarma

Autobús urbano de Cádiz
Autobús urbano de Cádiz - AYUNTAMIENTO DE CÁDIZ - Archivo

CÁDIZ, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cádiz y la empresa concesionaria del servicio municipal de transporte público en autobús han acordado ajustar la oferta del servicio en la ciudad a la nueva realidad que vive la ciudad con motivo del estado de alarma a fin de garantizar, por un lado, un menor riesgo de contagio en los usuarios a horas punta de entradas y salidas de trabajo, y por otro, mayor eficiencia en la prestación del servicio.

En un comunicado, el Consistorio señala que esta medida se suma a otra que se viene ya desarrollando durante el estado de alarma, como es la desinfección diaria de los vehículos, y a la instalación de mamparas para proteger a los conductores del servicio de autobuses urbanos, que se está ejecutando.

La actual concesionaria del servicio en la ciudad, la empresa Tranvías de Cádiz a San Fernando y Carraca, SA, ha propuesto al Ayuntamiento una reducción del servicio que el Consistorio ha analizado para velar porque se garanticen los servicios básicos, fundamentalmente el acceso al Hospital Puerta del Mar, y que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo.

Así, el Ayuntamiento ha publicado un decreto en el que establece las últimas salidas en todas las líneas del servicio municipal de transporte público en autobús a las 23,00 horas, con el fin de racionalizar el servicio, evitando la circulación de autobuses vacíos en horas nocturnas. También se determina la supresión de la línea 7 los sábados y domingos.

La reducción del servicio es de más de la mitad de autobuses por turno en las líneas 2, 3, 5 y 7 durante los días laborables. Por su parte, de la línea 1 en los días laborables circularán once de los 19 autobuses que lo hacían hasta ahora y la frecuencia de paso alcanzará un 58% de la de una jornada normal. Los sábados todas las líneas dispondrán de al menos la mitad de autobuses por turno --excepto la línea 7, que se suprime-- y el domingo se reducirá la frecuencia de paso de las líneas 1 y 5 frente a las líneas 2 y 3, que operarán con una actividad que superará el 55% de la habitual.

En total, el servicio municipal de transporte público en autobús reduciría su actividad al 52%, replegándose a las 1.709 horas semanales frente a las 3.304 que completa el servicio cuando se desarrolla con normalidad.

Para leer más