Cádiz.-Casi 4.000 personas se beneficiarán hasta 2011 del plan formativo para el sector naval "consensuado" con Navantia

Actualizado 23/05/2008 16:32:01 CET

CÁDIZ, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Agustín Barberá, presentó hoy en Cádiz el plan de formación para la industria naval en la Bahía de Cádiz, "consensuado con Navantia y con la SEPI" (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), del que se beneficiará un total de 3.845 personas --entre desempleados y ocupados de Navantia y la industria auxiliar-- hasta el año 2011.

En rueda de prensa, tras mantener una reunión con representantes de CCOO, UGT y de los comités de empresa de los tres astilleros de la bahía gaditana, Barberá destacó que el plan formativo responde a una situación de "enorme optimismo" de este sector y la necesidad de apostar por una base de capital humano "cualificado" para afrontar futuros retos.

Según dijo, el plan formativo responde a la "actual situación de demanda" en la Bahía de Cádiz y servirá para "la consolidación de la empresa matriz, Navantia, y de las auxiliares". Además, de capacitar a desempleados interesados en incorporarse al sector naval, contribuirá a la "actualización de los trabajadores del sector", de acuerdo a los cambios en los procesos productivos.

El plan se dividirá en dos fases. La primera, cuyo inicio estaba previsto en septiembre, se adelantará "a junio o julio" y concluirá en 2009. En esta fase participará un total de 1.050 trabajadores desempleados y 820 ocupados del sector, con un presupuesto total de 3.983.642,50 euros.

La segunda fase se desarrollará entre el 2010 y el 2011 y participarán 1.125 desempleados y 850 ocupados, con un presupuesto de 4.510.000 euros. Así, el presupuesto total para estos cursos es de 8,49 millones de euros para un total de 636 acciones formativas que ocuparán 65.894 horas.

El viceconsejero destacó que se llevan realizando acciones formativas en el sector desde el año 1995, aunque esta es "la primera vez" que existe una "implicación absoluta" de Navantia con el plan ya que está "adaptado a sus necesidades" y esperó que obtenga el respaldo de los agentes sociales y económicos de la provincia, la Federación de Empresas del Metal (Femca) y las empresas auxiliares, con quienes mantendrá una reunión la semana que viene para abordar este plan.

UN CAMBIO EN LA FILOSOFÍA DE NAVANTIA.

Barberá recordó que la antigua Izar tenía entre en 2000 y 2003 pérdidas superiores a los 500 millones de euros, se encontraba en una situación de "quiebra técnica" y se enfrentaba a un expediente de la UE. Sin embargo, "tras la acción del PSOE desde 2004", se creó Navantia, se mantuvieron abiertos los tres astilleros de la Bahía y la realidad hoy es que "cuenta con una cartera de pedidos valorada en más de 2.000 millones de euros" y una "importante carga de trabajo".

Los astilleros de la Bahía cuentan en la actualidad con 1.824 trabajadores, lo que supone "un tercio del conjunto de la empresa". La continuidad de Navantia supuso una serie de restricciones comunitarias ya que, según explicó, desde Bruselas se prohibió el incremento de la plantilla hasta finales del 2014 y superar un cierto volumen de carga civil.

En este contexto, surge una necesidad de implantar "una nueva cultura con la industria auxiliar", hacia la que se "externaliza" la producción y el plan formativo de la Junta contribuye al "fortalecimiento" de la industria auxiliar naval de la Bahía y a dar un "salto cualitativo" para obtener los "mejores recursos humanos".

Según dijo, este proceso coincide con la filosofía del Plan Estratégico que Navantia está negociando con los sindicatos, y que responde a tres ejes fundamentales que son reforzar su papel en la construcción para la Armada, consolidarse en el mercado internacional naval y progresar en la productividad, calidad, cumplimiento de los plazos de entrega y en el capital humano.

Finalmente, Barberá consideró que, aunque existen restricciones de la UE hasta 2014 para realizar ampliaciones de plantilla, "parece que existen posibilidades vinculadas a situaciones excepcionales y, puede ser que estemos en una de ellas" ya que la realidad del sector dista mucho de la "caótica" situación del 2004, por lo que no descartó que Navantia, comité de empresa y sindicatos pudieran iniciar actuaciones para que la UE revise esos compromisos.