Cádiz.- Cerca de 2.000 personas, según El Refugio, protestan frente al Ayuntamiento contra el maltrato animal

Actualizado 07/10/2007 19:47:05 CET

CÁDIZ, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 2.000 personas, según la organización proteccionista El Refugio, protestaron hoy frente el ayuntamiento de Cádiz acompañadas de animales salvados de la perrera de la localidad gaditana de Puerto Real en la que, supuestamente, los perros y gatos recogidos eran sacrificados con un paralizante muscular que producía una muerte "lenta y agónica".

En un comunicado, la asociación avanzó que enviará cartas a los alcaldes de las localidades gaditanas de Cádiz, Puerto de Santa Maria, Chiclana, Rota, Sanlúcar de Barrameda, Medina Sidonia, Conil, Barbate, Algeciras, San Roque, Los Barrios, La Línea y San Fernando, entre otros, que tienen concertado el servicio de recogida de animales con la perrera de Puerto Real, para que rompan los acuerdos con la empresa denunciada.

En ese sentido, El Refugio aseguró que, a pesar de ser algo público, los propios Consistorios "se resisten" a entregar los convenios que tiene con la perrera denunciada, recordando al tiempo que es la primera vez en España que se inicia un procedimiento penal por maltrato animal en una perrera.

Según la asociación, el primero de los ayuntamientos que dé un paso al frente y rompa el acuerdo con la citada empresa, dará "un ejemplo de sensibilidad" ante toda España y es que, "siempre hay alternativas" a exterminar los animales.

En esa línea, pusieron de relieve que con el paralizante que empleaba la perrera --llamado 'Miolex'--, por un coste de 35 euros, "se podían sacrificar diez toneladas" de perros y gatos. De hecho, la asociación citó que uno de los testigos sostuvo en su declaración que la muerte de los animales "en la mayoría de las ocasiones puede durar varios minutos, durante los cuales está absolutamente consciente hasta que muere asfixiado, ya que afecta a los músculos respiratorios".

Asimismo, el mencionado testigo dijo haber observado "en reiteradas ocasiones" animales agonizando "junto al resto de cadáveres amontonados en la sala existente tras la incineradora" de las instalaciones.

Por otro lado, El Refugio concretó que la perrera es una empresa que figura como sociedad limitada en el registro y "cuyo administrador único y dueño es Placido Gómez", criticando al tiempo que el nombre de dicha sociedad sea el de 'Asociación Protectora de Animales'.

Esta situación confirma, a juicio del presidente de El Refugio, Nacho Paunero, que la mayoría de los ayuntamientos "no tiene ninguna sensibilidad" por los animales y "sólo quieren que una empresa los quite de las calles y los extermine", aseveró.