Actualizado 17/01/2008 13:01 CET

Empleo potenciará la prevención de riesgos laborales hasta 2012 en los núcleos poblacionales medianos y pequeños

La Junta anuncia la incorporación "a corto plazo" de unos 40 inspectores de trabajo en Andalucía

CÁDIZ, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero andaluz de Empleo, Antonio Fernández, anunció hoy que la futura estrategia de Prevención de Riesgos Laborales de la Junta de Andalucía, que estará vigente de 2009 a 2012 y que negociarán este año con empresarios y sindicatos, se basará en el incremento del "fomento de la seguridad laboral" en las pequeñas y medianas poblaciones, que "acumulan mayor número de accidentes laborales".

En declaraciones a los periodistas, previas a la inauguración de unas jornadas de Prevención de Riesgos Laborales organizadas por UGT en Cádiz, Fernández aludió a un "progresivo desplazamiento general" de la siniestralidad laboral de las grandes ciudades a las medianas o pequeñas poblaciones, por lo que "se incrementarán considerablemente las acciones que acerquen más y mejor la cultura de prevención a estos territorios".

El consejero se refirió al 2007 como "un mal año en materia de salud y seguridad laboral", especialmente para la provincia de Cádiz, donde, según dijo, "creció por encima de la media andaluza". En este sentido, puntualizó que la siniestralidad descendió en la industria y en el sector servicios, pero experimentó un "incremento muy importante en el sector primario" --agricultura y pesca--, algo que achacó al las ocho víctimas mortales del accidente del pesquero barbateño 'Nuevo Pepita Aurora' el pasado 5 de septiembre.

Así, señaló que, junto al incremento de la cultura preventiva en los núcleos poblacionales pequeños y medianos, "se espera incrementar el número de inspectores de trabajo" tras las gestiones realizadas con el Ejecutivo central.

Según dijo, el objetivo planteado es incrementar las plantillas de inspectores y subinspectores en "más de 1.000 personas" en todo el territorio nacional, aunque se pretende la incorporación "de unos 250 a corto plazo". De ellos, "unos 40" irían a parar a Andalucía, y "entre cuatro y seis" a la provincia de Cádiz.

Finalmente, indicó que un tercio de estos nuevos inspectores provendrán de oposiciones, otro tercio serán técnicos de prevención de riesgos laborales "ascendidos" y el tercio restante serán funcionarios del grupo A "con méritos suficientes para ser inspectores".