Actualizado 17/03/2012 00:00 CET

Liaño lamenta que Cabaña y Araujo se nieguen a levantar el encierro pese a los "ofrecimientos" de Diputación

CÁDIZ, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Hacienda de la Diputación de Cádiz, Juan Antonio Liaño, lamenta que el portavoz del grupo socialista en la Institución provincial, Francisco González Cabaña, y la alcaldesa de La Línea, Gemma Araujo, se hayan negado a levantar el encierro que mantienen en la Diputación desde este jueves para normalizar las relaciones entre ambas administraciones y pese al ofrecimiento de mantener una reunión de trabajo con el presidente, José Loaiza, para buscar soluciones al problema del municipio.

Liaño subraya en un comunicado que el Gobierno provincial tiene voluntad encontrar alternativas para aliviar el problema de los trabajadores municipales, pero considera que desde el chantaje no se puede negociar una salida al conflicto.

Por su parte, el vicepresidente tercero de la Diputación, Alejandro Sánchez, considera una "irresponsabilidad" la actitud de la alcaldesa, y subraya que la institución provincial no puede solucionar cada dos meses con liquidez la situación del Ayuntamiento mientras que Araujo se niega a sentarse con alguna entidad bancaria para encontrar alguna solución por su parte. "La alcaldesa no puede pretender que las cosas le vengan caídas del cielo porque con esa actitud de comodidad irresponsable debe ya casi ocho nóminas", ha remachado.

Asimismo, señala que González Cabaña "no puede sacar pecho" sobre su actuación como presidente en el mandato anterior y se pregunta por qué no pide responsabilidades al consejero de Gobernación, Francisco Menacho, que tiene bloqueados 2,5 millones de euros correspondientes a la Participación de Ingresos de la Comunidad Autónoma y la Junta de Andalucía ha rechazado colaborar con el Ayuntamiento de La Línea.