4 de junio de 2020
 
Actualizado 20/05/2020 17:00:49 +00:00 CET

Diputación dice que la Fundación Aramburu viene reclamando la Institución Provincial desde marzo de 2019

El patio del CEIP Institución Provincial Gaditana
El patio del CEIP Institución Provincial Gaditana - DIPUTACIÓN - Archivo

CÁDIZ, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado provincial responsable de Desarrollo Social en Cádiz, Daniel Moreno, ha informado de que el presidente de la Fundación Aramburu Moreno y obispo de la Diócesis de Cádiz, Rafael Zornoza, remitió a finales de marzo del pasado año a la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, una carta en la que le pedía "recuperar a la brevedad posible el uso del edificio que, en circunstancias muy diferentes a las actuales, cedió a la Diputación Provincial".

Según ha indicado la Diputación, el titular de la Fundación sostenía que "el mantenimiento de un centro público de educación en la finca propiedad de nuestra Fundación no es ya compatible con el marco jurídico".

Asimismo, ha añadido que en esta comunicación a la presidenta de la Diputación el obispo le informaba en su calidad de presidente de la Fundación, conforme a la ley vigente de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Andalucía, sobre la transformación institucional y social de España desde la fecha en que se firmó el convenio entre la Corporación Provincial y la Fundación, que data de 1963. "Un cambio de tal magnitud que los fundamentos de nuestra colaboración han quedado desvirtuados, acaso para ambas partes", se argumenta en la carta.

Además, el obispo indicaba que el mantenimiento de un centro público, como es la Institución Provincial Gaditana (IPG), en la finca propiedad de la Fundación "no es compatible con el marco jurídico, que todos debemos salvaguardar y respetar, en el que se desenvuelven las libertades de educación y religiosa".

Zornoza también informaba, según la Diputación, de que en el año 2000 el Patronato de la Fundación propuso a la Diputación la actualización del convenio firmado, al ser "evidente que no se estaban cumpliendo las estipulaciones pactadas". Entonces se solicitó una compensación económica que, aunque pactada, "no se venía percibiendo". El obispo también expresa en el escrito que los contactos se interrumpieron en 2005 "por causas desconocidas".

La carta solicita finalmente que, "concurriendo las causas de resolución previstas en el propio texto del convenio, debo decirle que el Patronato, ya en el momento presente, ha considerado la necesidad de emprender un proyecto renovado al servicio de la infancia y la juventud que permita cumplir con los fines de los fundadores. Este proyecto requiere recuperar a la brevedad posible el uso del edificio que, en circunstancias muy diferentes a las actuales, cedió a la Diputación Provincial".

Contador