Fundación Largo Caballero alerta de que la reforma laboral puede provocar aumento de la siniestralidad laboral

Actualizado 05/07/2010 15:52:55 CET

GRANADA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Francisco Largo Caballero, vinculada al sindicato UGT, alertó este lunes de que la reforma laboral promovida por el Gobierno puede provocar un "incremento de la siniestralidad y los accidentes laborales". Para su presidente, Jesús Pérez, el decreto que está en vigor desde el pasado 18 de junio puede ocasionar un "desequilibrio a favor del empresario" y la "tentación" de que esa "desregulación de las relaciones laborales" lleve a un camino de "falta de prevención".

En declaraciones a los periodistas en el Parque de las Ciencias de Granada, donde hizo un recorrido por la exposición 'Trabajo y salud. Desde la protección a la prevención' junto a al secretaria general de Empleo del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Maravillas Rojo, Pérez consideró además "muy lamentable" que las empresas aprovecharan la situación actual de crisis para "ahorrar" y "escatimar" en materia de prevención.

Según explicó en 2009 se produjeron dos muertes diarias por accidente laboral y se registraron en todo el territorio nacional un total de 700.000 siniestros, entre graves y leves, a lo que hay que sumar las enfermedades profesionales que no se declaran como tales aun cuando se originan en el puesto de trabajo, cifras que "no se pueden tolerar".

Para el presidente de la Fundación, habría que adoptar una serie de medidas para incrementar la cultura de la prevención: En primer lugar, habría que "insistir" en el cumplimiento de las leyes en esta materia, "porque en España hay muy buenas pero no se cumplen"; en segundo lugar es necesario mejorar las condiciones de trabajo, puesto que éstas influyen "de manera decisiva" en el estado de salud; y también es "imprescindible", en tercer lugar, aumentar la información y la investigación sobre nuevas enfermedades profesionales asociadas a las nuevas tecnologías o a los nuevos materiales.

Asimismo, Pérez abogó por una participación más activa de los trabajadores y de sus representantes, de manera que se consiga inscribir de una manera "automática" la necesidad de la prevención en el mismo momento en el que una empresa comienza a funcionar. "No se trata sólo de los beneficios de las empresas, que también, sino de la salud de los trabajadores", apuntó.

Para leer más