UNIA.- Cultura.- La simpatía del gondoliero Luigi lleva la comedia a la noche en La Rábida

Publicado 30/07/2015 10:19:35CET

LA RÁBIDA (HUELVA), 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una vida azarosa, con sobresaltos y llena de marrones. Así es la historia de 'Il Gondoliero di Triana', la obra teatral escrita e interpretada por Marcelo Casas. Un espectáculo simpático que durante una hora acercó la comedia absurda y surrealista a los asistentes en el patio del campus de La Rábida.

A través de un intenso monólogo, sujeto a algunos cantares, guiños al cuento popular de 'Caperucita Roja' y varios chistes, Luigi narró los múltiples episodios de su vertiginosa vida. Un repaso a su árbol genealógico en clave humorística, donde cada miembro de su familia nació después de él, obligándole a cargar y cuidar a cada uno de ellos hasta convertirse en un "comedor de marrones", término con el que hizo alusión a los innumerables problemas que tenía que resolver.

Con poco atrezo y vestuario, Marcelo Casas se ganó al público haciendo gala de una expresividad que quedó patentada en los gestos y muecas que realizaba para enfatizar su actuación, como la escena en la que ponía cuerpo y voz a su bisabuela, pero también cuando representaba a Luigi Candeli, el gran gondolero italiano conocido por su "atractivo y dotes de seducción" y que inspiró a Luigi a convertirse en el primer gondolero de Triana en la ribera del Guadalquivir.

La pieza teatral de Producciones Marcelo Casas tiene a todo un equipo detrás del telón que hace posible arrancar más de una risa a los que se acercan a disfrutar de las aventuras de Luigi. Julián Ternero (luces y sonido), Asunción Méndez (vestuario), Cesáreo Estébanez y Paloma Vosselle (dirección) protagonizan al otro lado del tablado el esfuerzo suficiente para poner en marcha esta góndola trianera.