Publicado 25/09/2021 11:19CET

Atlantic Copper pone en el centro de su estrategia la seguridad y la producción sostenible de cobre en Huelva

Archivo - Cátodos de cobre.
Archivo - Cátodos de cobre. - ATLANTIC COPPER. - Archivo

HUELVA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Atlantic Copper ha destacado su puesta en marcha de objetivos a corto y medio plazo para continuar en "la senda de la excelencia", especialmente en seguridad, medio ambiente y energía, priorizando la innovación e impulsando proyectos de economía circular, según se desprende del Informe de Responsabilidad Social (2020) titulado La Conductividad Social del Cobre, un documento de carácter transversal que ofrece una radiografía de los hitos de la empresa durante el pasado ejercicio y que está disponible en la web de Atlantic Copper ('https://www.atlantic-copper.es/').

El informe detalla los logros registrados en los diferentes ejes estratégicos de la Compañía, así como un balance de los marcos de referencia de su actividad, como los principios de conducta empresarial, sus diferentes sistemas de gestión o la implantación de la Agenda 2030, según ha explicado la compañía en un comunicado.

En sus páginas, el consejero delegado de Atlantic Copper, Javier Targhetta, ha hecho mención especial a la situación vivida en 2020 por el Covid-19 y cómo la pandemia ha "marcado nuestras relaciones personales, familiares y ha afectado extraordinariamente a la economía global, al empleo y a la generación de riqueza".

Targhetta ha felicitado al cuerpo social de la empresa y a todos los trabajadores, tanto propios como los de las empresas auxiliares, por "su extraordinario desempeño". "Todos hemos dado una gran respuesta a este gran reto sanitario y hemos afianzado nuestro compromiso con la sociedad manteniendo el empleo, el proceso productivo y las actividades de nuestra fundación", ha resaltado.

Asimismo, ha subrayado la importancia de producir cobre de manera responsable y sostenible "para afrontar los nuevos desafíos de un planeta sin recambio". "Por su propia naturaleza y su capacidad transformadora, este metal milenario es y será decisivo en el nuevo escenario energético, en la descarbonización, en la digitalización y en las tecnologías avanzadas, como también lo son metales como el oro, la plata , el paladio, el platino o el ácido sulfúrico, todos ellos esenciales en este cambio de época en el que estamos inmersos", ha indicado.

REPASO A LOS COMPROMISOS

La Conductividad Social del Cobre ha dado un repaso a los compromisos nacionales e internacionales adquiridos por Atlantic Copper para la consecución de los objetivos económicos, medioambientales y sociales.

Así, ha destacado, en estrecha coordinación con Freeport-McMoRan, las numerosas iniciativas de respeto a principios de responsabilidad social corporativa (RSC) y de reporte corporativo, como el cumplimiento de los principios ICMM (International Council on Mining and Metals) o el reporte GRI (Global Reporting Initiative), o la obtención de varias certificaciones adicionales en este ámbito.

La empresa ha indicado que el documento pone de relieve la renovación de la certificación Iqnet SR10 de sistemas de gestión de la RSC y "la máxima calificación" que Vigeo Eiris (grupo Moody*s) ha concedido a Atlantic Copper en el rating ESG (Medioambiental, Social y de Gobierno corporativo) o la obtención de la acreditación The Copper Mark, un nuevo marco de garantía desarrollado para demostrar las prácticas de producción responsable de la industria y la trazabilidad del suministro de las materias primas.

Todo ello, alineado con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y de la Agenda Verde Europea (Green Deal).

Entre otros datos de interés que se desprenden del informe, el complejo metalúrgico ha destacado su consolidación en 2020, por tercer año consecutivo, como la fundición "líder mundial en eficiencia energética" gracias a las continuas inversiones en I+D+i y a la aplicación de "los máximos estándares operativos y medioambientales".

Asimismo, ha resaltado que se ha mantenido como "un importante tractor económico" de Huelva y Andalucía, situándose a la cabeza de las empresas de mayor facturación y exportadoras de la Comunidad Autónoma y "es pulmón de empleabilidad" en la provincia onubense generando alrededor de 2.000 empleos (directos, indirectos e inducidos) y aportando un valor añadido a su entorno más cercano de más de 150 millones de euros cada año.

SEGURIDAD, SOSTENIBILIDAD Y ENERGÍA

La compañía ha manifestado que preservar la seguridad de los empleados de la compañía, el bienestar de sus familiares y garantizar las operaciones fue el principal objetivo de Atlantic Copper durante 2020, año marcado por el Covid-19.

Como medidas más importantes, ha destacado la adquisición de equipos de protección, campañas periódicas de test de antígenos en instalaciones temporales ad-hoc o cribados mediante campañas periódicas de pruebas diagnósticas.

En cuanto a los capítulos de sostenibilidad y energía, ha señalado que el documento detalla que el Complejo Metalúrgico de Huelva consumió un 31% de la electricidad proveniente de fuentes renovables --cogeneración de alta eficiencia a partir del calor de sus propios procesos productivos y contratos de compra de energía renovable a largo plazo (PPA)--. El objetivo en 2021 es alcanzar el 40% y el 70% en 2025.

Asimismo, ha asegurado que la política de recursos humanos constituye otro de los ejes de gestión responsable prioritarios de Atlantic Copper. Con una plantilla media en 2020 de 744 trabajadores, la gran mayoría con contratos indefinidos, la compañía genera un impacto en el mercado laboral local de gran importancia.

Ha indicado que desarrolla políticas de conciliación, como la mejora en cuatro y dos semanas, respectivamente, la duración de los permisos de maternidad y paternidad respecto a la legislación laboral, y también fomenta la formación, superando las 51 horas anuales por trabajador. La igualdad también es una conquista que arroja valores cada vez más positivos en la compañía, donde el 50% de los puestos de dirección general está ocupado por mujeres.

En 2020, a través de su fundación ha canalizado en el mismo periodo un presupuesto de medio millón de euros para el desarrollo de programas educativos, medioambientales, culturales, sociales y deportivos. Desde su puesta en marcha en 2009 y hasta el ejercicio 2020, la Fundación ha destinado más de 4,8 millones de euros para el desarrollo de acciones educativas, medioambientales, culturales, sociales y deportivas.

La compañía también ha señalado que ha desarrollado numerosas acciones para la promoción del empleo, destacando las Prácticas de Estudio en sus instalaciones dirigidas al alumnado en general y al de la Formación Profesional Dual en especial, la colaboración docente en centros especializados o las distintas cátedras que impulsa en colaboración con universidades como la de Huelva y la UNIA, o la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de Madrid.

En materia de gobernanza, ha resaltado que, como uno de los pilares estratégicos fundamentales de la compañía, Atlantic Copper cuenta con un modelo de Gestión de Riesgos para identificar y valorar los riesgos potenciales que pueden afectar a la empresa, así como establecer los mecanismos de control y responsabilidades derivadas de cada uno de ellos.

El modelo tiene como fin último proporcionar una seguridad razonable en la consecución de los objetivos estratégicos, operacionales y de información. Fruto de la importancia de este objetivo, la compañía ha sido certificada por Aenor de acuerdo con la norma UNE 19601 por su Sistema de Gestión de Compliance Penal.

Contador

Para leer más