Actualizado 26/12/2008 15:57 CET

Castillo alega que la Junta ha estudiado "capa por capa, al detalle, lo que puede suponer la conducción del oleoducto"

GIBRALEÓN (HUELVA), 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, defendió hoy que la Administración andaluza ha estudiado "capa por capa, al detalle, lo que puede suponer la conducción del oleoducto" que proyecta el Grupo Gallardo desde Extremadura y que pasa por la comunidad andaluza.

En declaraciones a los periodistas antes de inaugurar una nueva depuradora en Gibraleón (Huelva), Castillo explicó que el último Consejo de Participación de Doñana refrendó un documento para que "el Ministerio tenga en cuenta y escuche las alegaciones que de forma rigurosa se han hecho desde la Junta".

En este sentido, la consejera valoró que es el Ministerio "quien tiene que decidir finalmente sobre el impacto medioambiental de esta infraestructura" y restó importancia al voto en contra del presidente del Consejo de de Participación de Doñana, Ginés Morata, quien respaldó entonces la propuesta impulsada por los grupos conservacionistas, consistente en "rechazar de modo inmediato el proyecto con independencia de la evaluación que del mismo haga el Estado". Para Castillo, se trató de una "decisión personal y respetable".

El Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, reunido el pasado día 18 en sesión ordinaria en Almonte, resolvió instar al Gobierno central a evaluar "con especial interés las posibles afecciones ambientales y sociales que puede tener en Doñana la Refinería del Grupo Gallardo --que proyecta un oleoducto que atravesará Huelva y Sevilla hasta conectar con el puerto onubense--, requiriendo, además, que "en caso de no garantizarse la inexistencia de afecciones negativas, se rechace el proyecto".