La Junta condena la agresión al guarda fluvial de la CHG y se reafirma en que "se seguirá aplicando la ley"

WWF Alerta De Una Nueva Balsa Ilegal En Lucena Del Puerto
EUROPA PRESS/WWF - Archivo
Publicado 26/09/2018 14:54:35CET

SEVILLA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, ha condenado "con toda la energía posible" la agresión a un guarda fluvial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que realizaba la supervisión y control de los pozos ilegales del entorno de Doñana y que fue increpado en su coche oficial, sintiéndose acosado.

Fiscal, que asegura haber tenido noticia del incidente a través de representantes del Ministerio de Transición Ecológica, ha indicado en declaraciones a los periodistas en Sevilla con motivo de su participación en unas jornadas sobre economía circular que la Junta defiende la agricultura en el entorno de Doñana, "pero la legal, que es la inmensa mayoría".

"La minoritaria no nos va a doblar el pulso a ninguna administración: seguiremos aplicando la ley, la agricultura ilegal no tiene sitio en el entorno de Doñana", ha añadido.

La CHG ha establecido un sistema específico de colaboración con la Guardia Civil para que miembros del Instituto Armado estén presentes como refuerzo a partir de ahora en las inspecciones que los funcionarios del órgano estatal lleven a cabo para prevenir las actividades de extracción ilegal de agua.

Con ello, según ha confirmado en declaraciones a los periodistas el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con motivo de un acto de entrega de diplomas en Sevilla, se quiere prevenir que vuelvan a darse casos como el registrado en Lucena del Puerto (Huelva).

De esta forma, la Guardia Civil actuará de manera "inmediata" deteniendo a cualquier persona que incurra en un acto violento contra un funcionario público, algo que, ha recordado el delegado, tiene mayor pena al ser considerado un atentado contra la autoridad.

Este refuerzo, ha agregado Gómez de Celis, se acometería con la propia plantilla de la Benemérita existente en la zona, algo que no supondría mayor problema en tanto que se trata de inspecciones "puntuales".