Publicado 28/02/2022 13:06

El Parque Moret de Huelva tiene una nueva charca para anfibios tras la colaboración de Ayuntamiento y Fundación Cepsa

Nueva charca para anfibios en el Parque Moret.
Nueva charca para anfibios en el Parque Moret. - ALBERTO_DIAZ

HUELVA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Parque Moret cuenta desde esta semana con una nueva charca para anfibios, un refugio de fauna y flora destinado a convertirse en un espacio para la conservación de distintas especies. Esta iniciativa del Ayuntamiento de Huelva se ha llevado a cabo en colaboración con la Fundación Cepsa, gracias al convenio que está impulsando la cualificación de los espacios verdes de la ciudad, como una decidida apuesta por la protección medioambiental y la diversidad ecológica en la capital onubense.

Tras visitar este espacio, el teniente alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, Manuel Gómez, acompañado por la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido, ha subrayado, en un comunicado, la culminación de una iniciativa "destinada a mejorar la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente dentro de nuestro 'pulmón verde', mediante el acondicionamiento de una charca que va a favorecer el control fitosanitario gracias a mecanismos biológicos".

Al respecto, el representante de la Fundación Cepsa en Huelva, Narciso Rojas, ha manifestado la importancia "de seguir colaborando con la vida natural de nuestra ciudad, ya que el espacio urbano cuenta también con entornos de gran valor que hay que cuidar, como el Parque Moret, una zona de esparcimiento y de gran riqueza ecológica en la que queremos estar presentes para apoyar la restauración de su diversidad".

Para esta jornada de inauguración el Consistorio ha organizado un programa de actividades de divulgación y convivencia en la naturaleza que ha estado dirigida a los escolares onubenses. En esta ocasión, los participantes han sido alumnos de Primero de Bachillerato del Instituto de Educación Secundaria San Sebastián, quienes han tenido también la oportunidad de formarse gracias a unos talleres en los que se ha abordado el ecosistema propio del Parque Moret y el valor de los anfibios como bioindicadores.

En este marco, se ha dado a conocer que los anfibios son una especie muy amenazada en la actualidad debido a la destrucción de su hábitat, los cambios en el clima, las infecciones por hongos, los atropellos y la desaparición de los pequeños charcos temporales donde se acumula el agua y donde tienen la oportunidad reproducirse sin problemas.

Por ello, la finalidad de esta charca, que es la tercera con que cuenta el Parque Moret, es preservar y aumentar la biodiversidad existente en el Pulmón Verde, con el fin de acabar con las plagas a través de la reproducción de depredadores naturales. Además, esta actuación es muy importante porque va a permitir la recuperación de poblaciones locales de anfibios, por lo que pronto podrán verse en este entorno especies autóctonas como la rana común, el sapillo pintojo, la ranita meridional y el gallipato.

Por otra parte, el alumnado ha podido tomar conciencia de la importancia de esta especie animal en cuanto a que aporta grandes beneficios directos tanto para las personas como para el desarrollo de los ecosistemas, ya que son esenciales en la cadena trófica.

CARACTERÍSTICAS DE LA CHARCA

Para tapizar el terreno circundante y que anfibios como las ranas tengan donde cobijarse, en los alrededores de la charca, que está rodeada de una valla electrosoldada galvanizada y tiene seis metros de largo por tres metros de ancho y 0,5 metros de altura, se ha plantado vegetación palustre propia de estos espacios. Así, gracias a la colaboración de Parques y Jardines del Ayuntamiento ya se ha llevado a cabo la plantación de olivos, capuchinas, romero y mirto, entre otras plantas destinadas a dar cobertura vegetal al entorno con la presencia de diversas flores.

Los trabajos destinados a la creación de esta charca y al acondicionamiento de sus alrededores se han convertido en una iniciativa muy importante para fomentar la riqueza y variedad paisajística en el Parque Moret, por lo que también se ha colocado una señalización destinada a favorecer la educación ambiental y la sensibilización de los visitantes.

Finalmente, mediante esta acción, que se suma al incremento de la arboleda del Parque Juan Duque de El Torrejón con 48 árboles de distintas especies, Ayuntamiento y Fundación Cepsa pretenden contribuir también a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), principalmente al número 11 'Ciudades y Comunidades Sostenibles', al número 13 'Acción por el Clima' y al número 4 'Educación de Calidad'.

Así, tanto el desarrollo de actuaciones como ésta como el aumento de la cobertura vegetal en la ciudad están resultando muy importantes porque comportan notables beneficios para mejorar las condiciones de vida en apartados relacionados con las condiciones climáticas, la calidad del aire, la amortiguación de la contaminación acústica y el aumento de la biodiversidad.

Más información