La Subdelegación de Huelva volverá al edificio de Gran Vía cuando finalicen las obras cuyo contrato se ha formalizado

Archivo - Edificio de Gran Vía de la Subdelegación del Gobierno en Huelva.
Archivo - Edificio de Gran Vía de la Subdelegación del Gobierno en Huelva. - EUROPA PRESS - Archivo
Publicado: sábado, 8 junio 2024 12:09

HUELVA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Subdelegación del Gobierno en Huelva ha formalizado el contrato para retomar las obras de reforma integral del edificio de Gran Vía por valor de 4,2 millones de euros (sin impuestos). El objetivo es acondicionar este inmueble para recuperarlo como sede de la administración central en la provincia.

Según el anuncio de formalización de contrato, consultado por Europa Press, la duración de las obras de acondicionamiento del edificio situado en la calle Martín Alonso Pinzón 3, para su uso posterior como edificio de oficinas, serán de 18 meses. Además, estas obras han sido adjudicadas a Díaz Cubero S.A. por 4,2 millones de euros.

Asimismo, desde la Subdelegación del Gobierno han confirmado que una vez que se finalicen estas obras "todas las unidades administrativas que se encuentran actualmente en la calle Berdigón, pasarán al edificio de Gran Vía" y que este nuevo proyecto supone "retomar las obras de acondicionamiento que llevan paralizadas algunos años".

De este modo, según la memoria del proyecto, la rehabilitación se basa en una serie de "necesidades" del edificio para que sea operativo, como "claridad en el acceso principal y en los núcleos de comunicaciones verticales; eliminación de barreras arquitectónicas; versatilidad en la organización interior de las plantas; amplitud, luminosidad y ventilación en las áreas funcionales; o reserva de espacios para la ubicación de las instalaciones", entre otras.

En base a todos estos condicionantes, las actuaciones que se pretenden realizar en el edificio existente son la restauración de todas las fachadas interiores y exteriores existentes originales del edificio, manteniendo su actual jerarquía y estilo original neoherreriano. Además, se procederá a la restauración y conservación del patio central del edificio, reabriendo las conexiones con la sala de prensa, de forma que "se recupere la escala e importancia de este espacio, que queda actualmente en exceso encajonado entre los volúmenes del cuerpo central y trasero de la edificación".

Por otra parte, se demolerá parte de la estructura, la totalidad de la albañilería, instalaciones y de los elementos decorativos, tales como barandillas existentes de las escaleras, chimeneas, etc. También se procederá a la consolidación de la escalera central y escaleras laterales del edificio como núcleos de comunicaciones y de evacuación de incendios.

Otra de las actuaciones es la "clarificación de la distribución", de forma que permita la disposición de puestos de trabajo en oficina abierta y la ubicación de despachos cerrados con un carácter "más privativo en el ala noroeste, tal y como se aprecia en las plantas primera y segunda".

Por otro lado, se mantendrá la configuración actual de los accesos principales al edificio desde el soportal de la calle peatonal Martín Alonso Pinzón, "adaptados a los actuales criterios de accesibilidad mediante rampa accesible en el interior, evitando que el espacio de acceso de planta baja, más constreñido que en plantas superiores".

Mantenimiento de la volumetría del edificio, "proporcionando un nuevo carácter a la cubierta de la cúpula de sala de prensa creando una cubierta vegetal. Además de introducir instalaciones de climatización, fontanería, electricidad, tecnológicas, e higiénico sanitarias fundamentales.

CARACTERÍSTICAS DEL EDIFICIO

El edificio a reformar de la Subdelegación de Huelva se encuentra ubicado en la avenida de Martín Alonso Pinzón, y está entre medianeras, cuya parcela tiene forma irregular, con tres patios interiores. En altura consta de semisótano, cuatro plantas sobre rasante (baja a tercera) y castillete de escalera de acceso a la cubierta.

Se trata de una construcción de estilo sobrio en el que destaca su entrada franqueada por columnas y su balcón central, con detalles neobarrocos. La superficie construida, según consta en catastro, es de unos 2.458 metros cuadrados.

El estado actual, según se específica en la memoria del proyecto, es "resultado directo" de las dos últimas intervenciones realizadas en el edificio. La primera, en octubre de 2016, en la que se realizaron actuaciones puntuales en plantas primera, segunda, tercera y cubierta del edificio para "hacer frente a las lesiones que presentaba el edificio".

Por otro lado, la más reciente, tuvo lugar en 2018, ya que en la anterior reforma algunas de las obras "no fueron terminadas" y se encargó "con urgencia" la redacción de un proyecto de emergencia que "evaluara las actuaciones realizadas del anterior proyecto y las necesarias para lograr la estabilidad y estanqueidad del inmueble". "Se finalizaron gran parte de las actuaciones que se habían quedado sin terminar". Estas obras fueron las que provocaron que hubiera que trasladar la sede hasta un edificio en la calle Berdigón.

Leer más acerca de: