Actualizado 16/03/2012 22:50 CET

El Oratorio San Felipe Neri, sede de las Cortes de Cádiz de 1812, estrena iluminación exterior

Gracias al acuerdo de colaboración entre la Fundación Iberdrola y el Consorcio para la Conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812

CÁDIZ, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Oratorio de San Felipe Neri, edificio gaditano que ha jugado un papel esencial en la historia de España, ha estrenado este viernes por la noche su nueva iluminación artística exterior en el marco de los actos conmemorativos del II Centenario de la Constitución de 1812.

En el acto de primer encendido han estado presentes, entre otras autoridades, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y, a su vez, presidente del Consorcio para la Conmemoración del II Centenario de la Constitución de 1812, José Luis Ayllón, el presidente de la Fundación Iberdrola, Manuel Marín, la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, y el obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza.

Durante su intervención, Manuel Marín ha puesto de manifiesto la satisfacción" de la Fundación Iberdrola por poder colaborar en los actos de conmemoración de La Pepa a través de la iluminación artística de este histórico Oratorio, donde se promulgó la primera Constitución Española, "hito del constitucionalismo liberal". Marín ha asegurado que esta iluminación la han realizado "con los más altos estándares de calidad, eficiencia y ahorro energético".

Por su parte, José Luis Ayllón ha señalado la importante contribución de la Fundación Iberdrola al Doce, gracias a cuya colaboración el Oratorio San Felipe Neri va a lucir "con todo su esplendor" durante la celebración del evento nacional e iberoamericano La Pepa 2012, "dando mayor realce" a los distintos actos institucionales y culturales que va a albergar todo este año. Ha asegurado que el templo va a ser "el alma de la efeméride, el punto de referencia de muchas de las citas más significativas que tendrán lugar en la conmemoración" y, por ello, considera "sumamente decisivo que brille con luz propia, con esta impresionante iluminación ornamental que va a proporcionar aún mayor prestancia al edificio histórico que albergó la reunión de las Cortes doceañistas y la aprobación de la Constitución de 1812".

El objeto de las actuaciones llevadas a cabo ha sido resaltar la imagen nocturna de las fachadas exteriores del Oratorio en todos sus niveles dentro del casco urbano donde está situado.

En una primera fase se iluminó la fachada principal, mediante proyectores empotrados en el suelo y otros situados en la cornisa superior que destacan la sucesión de pilastras y entrepaños. Para enfatizar y reubicar el monumento en la ciudad, se ha reforzado de manera concreta la luminosidad del campanario.

Ya en una segunda actuación se iluminó, con criterios similares a los utilizados en la portada, la fachada lateral del Oratorio y su confluencia con la fachada del Centro de Interpretación, cuyo tratamiento lumínico ha supuesto la tercera fase del proyecto.

Se han utilizado principalmente proyectores con haz de luz concentrante para resaltar el orden arquitectónico de los elementos compositivos de las fachadas. El cuerpo superior, por encima del nivel de las cornisas, se ilumina con temperatura de color alta, que proporciona una luz blanca que facilita la visión lejana del Oratorio. En los cuerpos inferiores, sin embargo, se han utilizado tecnologías que proporcionan una iluminación más cálida, adecuada a su proximidad a la calle.

Todas las luminarias empleadas en el proyecto utilizan tecnología Led, lo que asegura un consumo muy reducido de energía y, por lo tanto, un importante ahorro energético a futuro. Con ello se garantiza la sostenibilidad energética de la instalación, ya que la potencia total instalada es de 1.100 vatios para una superficie iluminada superior a 800 metros cuadrados.

Como complemento a todas estas actuaciones, se han sustituido los antiguos proyectores halógenos urbanos por unos también de tecnología Led, de iluminación cálida y dispersa sobre las dos fachadas, con un consumo total de 160 W, lo que supone un ahorro del 80 por ciento.

Para llevar a cabo estos trabajos, cuya duración aproximada ha sido de un mes y medio, la Fundación Iberdrola ha contado con una empresa andaluza con gran experiencia en este tipo de instalaciones, la cordobesa Perci.