Publicado 07/02/2021 11:44CET

Adelante Málaga en Diputación reclama un nuevo modelo de residencias de mayores: "Están muy lejos de parecer un hogar"

Atención y acompañamiento a una persona mayor
Atención y acompañamiento a una persona mayor - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA - Archivo

Exige a gobiernos central, andaluz y provincial garantizar centros públicos donde se respete la autonomía y dignidad de cada persona

MÁLAGA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El envejecimiento de la población y los cambios culturales y de forma de vida de las familias ha generado, según Adelante Málaga, la expansión de las residencias de mayores, un modelo el actual que, sin embargo, tiene que "repensarse" para garantizar que se respete "la autonomía, la dignidad y la preferencia de cada persona". Así, desde la coalición de izquierdas consideran que tal y como están concebidas hasta ahora las residencias "están muy lejos de parecerse a un hogar".

En este sentido, Adelante Málaga presentará una moción en la próxima Comisión de Servicios a la Ciudadanía de la institución provincial en la que solicitará al Gobierno central y autonómico impulsar un sistema de residencias "pública, universal, de calidad y de gestión directa o en colaboración", mediante diferentes fórmulas, con el tercer sector sin ánimo de lucro o con la comunidad --modelo 'cohousing'--.

Las diputadas de Adelante, Teresa Sánchez y Maribel González, entienden que el sistema de cuidados de personas mayores "debe ser un modelo de atención centrado en la persona que respete y fomente la autonomía y la dignidad de las mismas y proporcione unos servicios adaptados a las necesidades de las personas".

"Las residencias deben tender a ser un lugar donde sea vivir como en casa", inciden las diputadas, quienes solicitarán también a los Ejecutivos nacional, andaluz y provincial garantías para una "eficiente coordinación y asignación conjunta en las prestaciones entre salud y servicios Sociales, aplicando un modelo de cuidados que respete la autonomía, dignidad y preferencias de cada persona".

Asimismo, piden en la moción, consultada por Europa Press, que la Junta de Andalucía y la Diputación aseguren "la transparencia en la gestión de los servicios residenciales y reforzar los mecanismos de inspección y control necesarios facilitando información a todos los grupos políticos". Igualmente, reclaman al Gobierno central que elabore junto a las comunidades autónomas un programa de acreditación de la calidad de residencias de mayores "que permita garantizar una atención digna a las personas mayores".

Otra de las peticiones será que Junta y Diputación "revaloricen y dignifiquen el trabajo de cuidados, garantizando a las trabajadoras de las residencias un salario adecuado, cobertura de bajas y vacaciones, condiciones de seguridad y dotado con todos los medios de protección necesarios".

EL COVID Y SU IMPACTO GRAVE EN LAS RESIDENCIAS

A juicio de las diputadas provinciales de la coalición de IU y Podemos, la crisis sanitaria del COVID-19 ha sacado a la luz las carencias del modelo residencial del Estado. "Este virus ha impactado gravemente sobre nuestras residencias de mayores", recuerdan. De hecho, aluden a un informe de 26 de enero de 2021 del Gobierno andaluz en el que indican que los casos confirmados en la provincia de Málaga institucionalizados en residencias ascienden a 1.529 residentes, ascendiendo el número de fallecidos a 242.

"Eso significa que, según estos datos oficiales, el 25,82 por ciento de las muertes por el virus son de personas que se encuentran en residencias de mayores", lamentan las diputadas.

Son 123 las residencias de mayores registradas en la Junta de Andalucía a fecha de 28 de enero de 2019: "Sólo 14 de ellas son de titularidad pública, tres de la Junta de Andalucía, San Carlos y La Vega de la Diputación de Málaga y de diversos ayuntamientos de la provincia", aseguran, al tiempo que añaden que el 87 por ciento de las de la provincia, por tanto, son privadas, "dejando al descubierto la mercantilización de los cuidados frente a la calidad del servicio y la dignidad en la atención de nuestros y nuestras mayores, puesto que el mayor número de contagios y brotes se producían en estos centros".

A juicio de la portavoz y viceportavoz de Adelante Málaga, Teresa Sánchez y Maribel González, respectivamente, "el coronavirus ha desnudado las vergüenzas de los centros residenciales para personas mayores y ha dejado al descubierto el insostenible modelo de cuidado de personas mayores".

"Antes de que llegara la emergencia sanitaria, ya se habían producido denuncias respecto al modelo de residencias, entre ellas la desigualdad entre regiones, la falta crónica de personal, la precariedad laboral fruto del escaso valor que se le da al trabajo de cuidados y la escasez de recursos. La crisis del coronavirus no ha hecho más que poner sobre la mesa todos estos problemas, que se han agravado con la crisis sanitaria, poniendo al límite los recursos humanos y materiales con que cuentan estos centros", enfatizan.

En definitiva, la moción sostiene que se ha constatado durante esta crisis "la necesidad urgente de repensar el modelo de residencia de mayores, ya que sus carencias no solo tienen que ver con las privatizaciones o con la falta de recursos económicos y humanos, estos centros se encuentran muy lejos de parecerse a un hogar, a un lugar como vivir como en casa".

Precisamente, el Defensor del Pueblo Andaluz se ha mostrado partidario de priorizar la "economía de cuidados". Según Adelante, pese a la medicalización de algunas de las residencias debido al COVID-19, estas "no pueden transformarse en un modelo sanitario institucional donde las personas pierden el control de sus vidas y no son el centro de cuidado".

"El nuevo modelo debe garantizar la seguridad, la salud, la autonomía y la calidad de vida de las personas residentes y cuidar que los centros no se conviertan en unos centros hospitalarios sino que se mantengan fieles al lema vivir como en casa", finalizan.

Contador