Actualizado 03/12/2014 23:26 CET

CCOO participa en una campaña internacional para reclamar el "trabajo digno" de camareras de piso en hoteles

Gonzalo Fuentes, CCOO, campaña internacional a favor camareras de piso
EUROPA PRESS/CCOO

Critica el aumento de las externalizaciones de estos servicios, lo que implica salarios más bajos y peores condiciones, según Fuentes

MÁLAGA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

CCOO participa en la campaña internacional de la federación sindical internacional UITA para reclamar "un trabajo digno" de las camareras de pisos en la industria hotelera. En Andalucía hay unas 9.000, y la provincia de Málaga acumula 4.000.

El secretario federal de Política Institucional de la Federación de Servicios de CCOO y responsable regional de Comercio, Hostelería y Turismo, Gonzalo Fuentes, ha recordado en rueda de prensa que es un trabajo desarrollado en todo el mundo por mujeres, una labor que ha definido como "oscura y poco valorada", a pesar de que sobre ella "descansa de manera importante la calidad del servicio de alojamiento".

Los objetivos de esta campaña de la UITA son contribuir a mejorar las condiciones de trabajo de este colectivo, denunciando las "penosas" condiciones laborables que sufren ante la opinión pública y ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) o la Organización Mundial del Turismo (OMT), etcétera, para la mejora de las mismas.

Según Fuentes, a estas trabajadoras se les pretenden aplicar los salarios de los convenios de limpiezas, que oscilan entre unos 12.000 o 13.000 euros "y lo que es mas grave, a través de la reforma laboral se están haciendo convenios a través de las empresas de multiservicios" teniendo en cuenta "los convenios de estas empresas, con salarios mínimos de unos 8.000 euros brutos al año". A ello se suma la merma en derechos sociales, ha apostillado.

Así, con esta campaña se pretende denunciar la situación de trabajo de las camareras de piso y dejar clara la "necesidad de intensificar la atención hacia este colectivo". En este sentido, ha recordado que CCOO lleva "muchas luchas en los últimos 35 años en defensa de estas trabajadoras".

Un hito, ha apuntado, fue la primera huelga general en el sector de la hostelería en España en 1992. Entonces, se logró un acuerdo laboral de hostelería de ámbito estatal en el que se incluyó que la categoría del personal de pisos estuviera encuadrada en la de oficial de la hostelería. Después, en el ámbito de la negociación colectiva, se ha logrado que los niveles salariales se equipararan con su reconocimiento profesional en los convenios de hostelería más importante de España.

Los departamentos hoteleros de camareras de pisos están "totalmente feminizados". "No hay hombres en España que trabajen de camareros de pisos", ha sostenido, añadiendo que es una labor "monótona, con una gran carga de trabajo físico durante toda la jornada y una tensión permanente por sacar la producción".

"Este trabajo genera riesgo ergonómico y riesgo psicosocial; se producen todo tipo de lesiones músculo-esqueléticas, estrés y ansiedad que, en muchos casos, generan situaciones de incapacidad temporal, que no son reconocidas como enfermedades profesionales y que elevan las cifras de absentismo, siendo la actitud de la patronal la de criticar esto como picaresca, sin analizar su origen y consecuencias", según el manifiesto de esta campaña internacional.

Por otra parte, aunque representan el colectivo más numeroso de las plantillas, con una media del 25 por ciento total de las mismas, lo que significa que en la oferta hotelera reglada trabajan más de 48.000 trabajadoras, ofreciendo "uno de los servicios más valorados estadísticamente por los clientes", se trata de un colectivo "con pocas posibilidades de formación y promoción profesional".

SITUACIÓN EMPEORADA POR EXTERNALIZACIONES

En España, ha continuado el representante de CCOO, la tendencia es a "empeorar su situación" por la "estrategia de las grandes empresas de externalizar estos departamentos, subcontratando el trabajo a empresas de servicios que aplican aún peores condiciones salariales y laborales a estas trabajadoras".

Algunas empresas alegan que buscan "la flexibilidad para hacer frente a los dientes de sierras productivos en la ocupación de los hoteles", algo que se considera "meridianamente falso", al haber instrumentos que se pueden utilizar, como los contratos fijos discontinuos, de tiempo parcial o en períodos muy corto y para situaciones realmente imprevisibles, ha apuntado, las propias empresas de trabajo temporal.

"La flexibilidad buscada por las empresas se trata fundamental y casi únicamente para lograr una reducción sustancial de los costes salariales a cualquier precio", sostiene este manifiesto.

Los objetivos concretos de la campaña en España, que se extenderá en el tiempo e integrará las movilizaciones contra la externalización, son no expulsar a estas trabajadoras de los convenios de hostelería; que tienen derecho a la salud laboral, a medidas de protección y a descansos periódicos; y rechazan la discriminación y la temporalidad que sufren estas empleadas.