Defensor del Paciente pide a la Fiscalía que intervenga ante la "situación de alarma" en el Hospital Clínico de Málaga

Publicado 28/11/2019 16:08:48CET
Hospital Clínico de Málaga
Hospital Clínico de Málaga - JUNTA - Archivo

MÁLAGA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La asociación El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía de Málaga su intervención "urgente" ante "la alarma creada por la propia administración con dejación de funciones" en el Hospital Clínico Virgen de la Victoria de Málaga, advirtiendo de que se ha "dejado a pacientes y trabajadores en una indefensión tanto para ejercer el trabajo como para el paciente con hasta 20 horas para ser subidos a planta".

También, a través de un comunicado, han advertido de "la dantesca fotografía de urgencias con pacientes amontonados sin intimidad, confidencialidad y dignidad, pasillos repletos con peligro inminente de todo tipo mezcla de patologías, riesgo de infecciones o muertes, por no poder llegar a ser atendidos por la falta de personal". Por ello, han incidido en que "la situación es realmente importante" como para solicitar la intervención del fiscal.

Desde El Defensor del Paciente esperan que se atienda la petición que "va encaminada a que esto no suceda, porque no estamos en un país tercermundista aunque lo parezca".

Precisamente este jueves la junta de personal en el Hospital Clínico de Málaga ha vuelto a criticar, por tercer día consecutivo, que el centro sanitario "agoniza a pesar de las promesas de la Gerencia".

Por su parte, desde el centro sanitario, han detallado a Europa Press, que "todos los pacientes que están pendientes de cama ya tienen la suya asignada". De igual modo, han insistido en que están "todos los recursos disponibles y funcionando a pleno rendimiento".

También ha agregado que se están manteniendo las cirugías programadas, por lo que se sigue operando al mismo ritmo. Por último, han incidido en que se están atendiendo las necesidades de urgencia y de la cirugía urgente con necesidad de ingreso. Por todo ello, han insistido en que hay una situación "normalizada con todos los recursos funcionando al cien por cien".

Contador