Detenido un hombre con 5 denuncias por maltrato por dar otra paliza a su pareja

Actualizado 19/01/2015 16:20:13 CET

La víctima, por miedo a represalias o porque el individuo la convencía, las retiraba o se acogía a su derecho a no declarar

   MÁLAGA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un hombre de 45 años y con cinco denuncias por malos tratos ha sido detenido por agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga, junto a miembros del Grupo Operativo de Apoyo (GOA), como presunto autor de un delito de violencia de género con lesiones, al que se le suma otro de atentado a agente de la autoridad, ya que, supuestamente, le dio una paliza a su pareja y una patada a una agente que participó en su arresto.

   Al parecer, según ha informado la Policía Local, los episodios de malos tratos se venían produciendo desde poco tiempo después de iniciar la relación sentimental, hace aproximadamente un año. De hecho, al individuo le constan cinco detenciones entre julio y octubre de 2014 motivadas por delitos de violencia de género, lesiones y quebrantamientos de condena.

   A pesar de esas cinco denuncias interpuestas por maltrato, parece ser que, en unos casos por miedo a represalias y en otros porque su pareja la convencía de que nunca más se iban a repetir los hechos, la mujer terminaba retirando la denuncia o acogiéndose a su derecho a no declarar, han precisado en un comunicado.

   Supuestamente, las amenazas de muerte y la violencia de las agresiones iban en aumento, siendo frecuentes los golpes en la cabeza, cara y resto del cuerpo, lo que, al parecer, ha motivado que la víctima haya sufrido múltiples heridas y contusiones, entre ellas una en la ceja por la que tuvo que recibir varios puntos de sutura, o la rotura de un diente. Incluso, en una ocasión parece que el hombre le llegó a poner una botella rota en el cuello con intención de clavársela.

   El último episodio violento se produjo la pasada semana cuando, presuntamente, el individuo comenzó a insultar y amenazar de muerte a la víctima, golpeándola con una bota en la cara y en la frente, así como, al parecer, propinándole patadas y puñetazos por todo el cuerpo. Todo ello mientras la obligaba a mantenerse callada para que no la oyera nadie gritar.

   Una llamada de socorro de la víctima a través de un mensaje puso en alerta a los agentes de la Policía Local de Málaga, que, avisados por una tercera persona, se personaron de inmediato en la vivienda en la que se encontraban ambos.

   Ante la gravedad de los hechos, se desplazaron hasta el lugar policías locales del GIP y del GOA, que llamaron a la puerta insistentemente sin recibir respuesta, contactando finalmente con una persona que permitió la entrada al inmueble.

   Los policías locales vieron en una habitación del fondo a la víctima, tumbada con un ojo completamente morado, así como al individuo, que, al percatarse de la entrada de los agentes, intentó cerrar la puerta del dormitorio aunque finalmente lo impidieron.

   Entre los agentes que estaban actuando había una policía, que recibió una patada por parte del individuo, que mostró una fuerte resistencia a la acción policial, por lo que fue reducido e inmovilizado.

   Acto seguido, los agentes se dispusieron a atender a la víctima, comprobando que presentaba el ojo derecho amoratado y cerrado parcialmente, así como numerosos hematomas en diversas partes, quejándose de dolor en la nariz, un oído y un costado, manifestando que las agresiones, al igual que en otras ocasiones, habían sido llevadas a cabo por su actual pareja.

   Por todo ello, los policías procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

   Desde la Policía Local han recordado que para cualquier caso relativo a la violencia de género pueden llamar al teléfono 010, solicitando orientación y ayuda al Servicio de Urgencia a Mujeres Maltratadas (Suamm).

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial