Publicado 28/07/2020 15:59CET

La Diputación de Málaga destina 18 millones a 99 municipios para reactivar la construcción

Francisco Salado, presidente de la Diputación, y Juan Carlos Maldonado, vicepresidente primero, en el pleno de la Diputación de julio
Francisco Salado, presidente de la Diputación, y Juan Carlos Maldonado, vicepresidente primero, en el pleno de la Diputación de julio - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

MÁLAGA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Diputación de Málaga ha aprobado este martes el denominado Plan de Impulso a la Economía Local, una propuesta que, enmarcada dentro del Plan Málaga, destina un total de 18 millones de euros provenientes del Patronato de Recaudación a los 99 municipios que forman parte de esta entidad; y que tendrán que ser destinados a obra nueva con el objetivo de reactivar el sector de la construcción.

"Es imprescindible que en el actual contexto social y económico, las administraciones públicas, dentro de sus posibilidades y competencias, hagamos un esfuerzo por reactivar los principales sectores productivos y generadores de empleo de nuestra tierra", ha expuesto el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado.

Salado ha anunciado que el plan "demuestra la solidaridad de los municipios grandes", destacando ayuntamientos como el caso de Antequera que "tiene un precio de cobranza de más de 900.000 euros y va a recibir unos 300.000", en comparación con los pequeños municipios, donde "se les cobran 2.000 euros y se les va a distribuir 60.000 euros".

Para ello, cada ayuntamiento podrá presentar un máximo de dos proyectos cuya cuantía mínima deberá ser de 30.000 euros más IVA. El reparto, del que se quedan excluídos cuatro ayuntamientos --Málaga, Alhaurín el Grande, Benalmádena y Fuengirola-- se ha llevado a cabo de forma proporcional a la participación de estas entidades locales en los premios de recaudación del Patronato.

"Es una cantidad importante que se pone desde ya a disposición de los ayuntamientos, con la única condición de que se destine a nuevas construcciones, lo que a buen seguro va a servir para dinamizar la economía local de los pueblos y ciudades de la provincia, además de una consecuente creación de empleo", ha destacado el presidente provincial.

Esta cuantía forma parte de los 70 millones de euros que el Plan Málaga contempla para los ayuntamientos de la provincia, compuesta en parte por fondos incondicionados y por partidas que, como esta, deben destinarse a proyectos de construcción y obra pública.

"Desde el inicio de esta crisis sanitaria, con graves consecuencias en lo económico y en lo social, hemos defendido desde esta Diputación que la reactivación económica debe articularse a través de los ayuntamientos, que son las administraciones más cercanas al ciudadano y las que mejor conocen las necesidades de cada territorio. Hoy damos un paso más en este sentido", ha concluido Salado.

El Plan de Impulso a la Economía Municipal 2020 ha sido aprobado con el apoyo de PP, Ciudadanos y del diputado no adscrito; y la abstención de PSOE y Adelante Málaga, que han asegurado les ha llegado la documentación "tarde y con escasas horas de ser valorada".

En este sentido, la diputada de Adelante Málaga Teresa Sánchez ha recriminado la falta de negociación en este plan y el desconocimiento de su articulación; que ha manifestado "no se van a poder acoger muchos ayuntamientos".

Por su parte, la diputada socialista Antonia García ha indicado que esta ayuda "no se hace en función de las necesidades de los pueblos y solo van a verse beneficiadas las grandes ciudades, y no los pequeños municipios que de verdad lo necesitan".

Así, García ha manifestado que esta moción urgente es "un claro ejemplo de oscurantismo y mala gestión", y ha pedido al PP de la Diputación que "no deje en mal lugar el trabajo que realiza la institución y hagan sus deberes a tiempo".