Publicado 06/02/2015 18:28CET

Endesa participa en un proyecto para dar una segunda vida a las baterías de coches eléctricos

Coche eléctrico de Endesa
ENDESA

MADRID/MÁLAGA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Endesa ha puesto en marcha, como parte del proyecto europeo Green eMotion, el primer punto de recarga que incorpora una batería procedente de un vehículo eléctrico, a la que se le dará de esta forma una segunda vida.

Este uso novedoso de las baterías, explica la compañía en una nota, será clave en el futuro del desarrollo de la movilidad eléctrica, ya que en 2020 se espera que haya decenas de miles de baterías disponibles para una segunda vida útil.

El objetivo de esta iniciativa, afirma Endesa, es que las baterías, una vez agotada su función en un vehículo eléctrico, puedan seguir siendo utilizadas con usos menos intensivos antes de ser recicladas, como, por ejemplo, el almacenamiento energético.

La batería que ha utilizado Endesa procede de un vehículo eléctrico Renault y se ha instalado en un punto de recarga rápida de Endesa, de 50 kilovatios (kW) de potencia, que permite cargar el 80 por ciento de la batería del vehículo en 15 minutos.

El punto está situado en las proximidades de la Empresa de Transporte de Málaga, una de las dos ciudades españolas demostrativas de Green eMotion, un proyecto que Endesa coordina en España.

El Ayuntamiento de Málaga, socio del proyecto y promotor de la movilidad eléctrica como elemento clave en el desarrollo de ciudades inteligentes, ha participado en la construcción del punto de recarga y quiere usarlo como campo de pruebas para autobuses eléctricos.

En concreto, cargará el autobús que cubrirá la línea 16 de la capital. Este vehículo será también el que se utilizará en el proyecto Victoria, una iniciativa de Endesa para desarrollar el primer carril de carga eléctrica por inducción dinámica de España. Esta tecnología permite que el vehículo eléctrico vaya recargando su batería en movimiento y sin necesidad de cables.

Para leer más