Actualizado 16/03/2012 20:58 CET

En libertad el funcionario del Patronato de Recaudación tras declarar por el caso 'Arcos'

VÉLEZ-MÁLAGA (MÁLAGA), 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El funcionario del Patronato provincial de Recaudación, detenido este martes en relación con la pieza separada del caso 'Arcos', ha quedado en libertad con cargos, tras declarar en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vélez-Málaga (Málaga), que investiga la presunta trama de corrupción urbanística en la localidad malagueña de Alcaucín.

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes cercanas al caso, quienes han apuntado que inicialmente se le imputarían los delitos de tráfico de influencias y cohecho. Éste se une al exalcalde de Alcaucín José Manuel Martín Alba y al exjefe del Servicio de Arquitectura de la Diputación de Málaga José Mora, que también han quedado en libertad tras declarar ante la jueza.

Martín Alba, que ya fue detenido por esta causa al inicio de la misma en 2009, prestó declaración a primera hora de la mañana durante una hora y se le imputarían inicialmente los mismos delitos anteriores, relacionados con la concesión de licencias, aspecto por el que se le ha preguntado, al igual que en la Guardia Civil. También se le ha preguntado si conocía a ese funcionario del catastro.

El exregidor ha considerado "excesiva" su detención y ha asegurado tener la conciencia "super tranquila" y que no tiene "nada que ocultar". Ha apuntado que sale "con los mismos cargos" que tenía anteriormente, "porque no hay nada nuevo, aunque ellos insisten en que sí" y que ha declarado "lo mismo" que en otras ocasiones, insistiendo en que "no hay nada nuevo".

Respecto al catrastro, que centra la investigación de esta pieza separada, ha asegurado que no entiende nada, apuntando que "al catastro, lo único que hemos hecho desde el Ayuntamiento ha sido informar siempre conforme a los datos obrantes". Martín Alba ha añadido que "si con eso se han registrado cosas o lo que sea, eso lo desconozco".

Asimismo, también ha quedado en libertad el arquitecto de Diputación José Mora, quien, según ha asegurado su abogado defensor, José Carlos Aguilera, ha estado declarando una hora y "no hay nuevos cargos", ya que, ha manifestado a los periodistas, "todo gira en torno a las certificaciones que emitía como arquitecto, pero nada novedoso".

Ha aseverado que su cliente "ninguna relación tiene en lo que haya podido suceder en relación con el contenido o la información que se ha podido alterar en el catastro" y ha incidido en que su supuesta implicación en esta pieza separada "se reduce a lo que ha sido hasta ahora su implicación en este asunto". No obstante, ha dicho que se trataría de delitos "menos graves, algunos "posiblemente prescritos".

En cuanto a la detención de su cliente, ha insistido en que ha sido "absolutamente gratuita, innecesaria y por tanto difícilmente justificable desde el punto de vista de la legalidad constitucional". Asimismo, ha afirmado que ha sido "arbitraria" y el desarrollo y desenlace de la investigación "podría haberse producido de igual forma evitando este episodio de las detenciones".

INVESTIGACIÓN

En esta pieza separada, declarada secreta, se investiga la presunta modificación del catastro a cambio de comisiones. Supuestamente hacían creer a ciudadanos interesados en adquirir el suelo, muchos extranjeros, que sobre las parcelas que compraban se podía construir de manera legal.

Los investigadores sostienen que las pesquisas han permitido desarticular una supuesta trama "compuesta por funcionarios de la Gerencia Territorial del Catastro de Málaga y del Patronato de Recaudación Provincial de la Diputación, coordinados por un abogado". Éstos, presuntamente, "modificaban las bases de datos del Catastro, con la finalidad de introducir información falsa o engañosa.

Entre los detenidos, además del exregidor, el arquitecto y el funcionario del Patronato, también estaba el exsecretario municipal, que habría quedado en libertad tras declarar en la Guardia Civil, según han informado otras fuentes.