Actualizado 08/12/2007 13:58 CET

Málaga.- Tribunales.-Condenan a un británico a 2 años por estafar los 28.400 euros que le dio otro para hacer unas obras

MÁLAGA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a dos años de prisión y a una multa de 2.880 euros a un inglés por estafar a otro hombre, también de nacionalidad británica, la cantidad de 28.400 euros que el último le dio para que terminara las obras de una casa en la localidad malagueña de Riogordo. Además, deberá indemnizar a la víctima con el dinero defraudado.

El procesado trabajaba en una sociedad dedicada al negocio inmobiliario, con sede situada en el municipio de Colmenar (Málaga). Aunque estaba contratado como administrativo, se hacía cargo, según se declara probado en la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, del departamento de construcción y reformas de dicha empresa.

Éste fue quien empezó la construcción de una casa en Riogordo por encargo de su propietario, quien desistió de las obras y vendió la parcela a otro británico, que pretendía establecerse en España y que se interesó por los servicios de construcción que ofertaba la inmobiliaria.

"Aprovechando la confianza que a éste le inspiraba el que fuese de su misma nacionalidad y amparado por la denominación de la sociedad", el acusado "se ofreció para terminar la obra de la casa", sin que conste que el otro responsable de la empresa inmobiliaria tuviese participación en este acuerdo.

El procesado "no tenía intención de cumplir su parte del trato", según la Sala, aunque presentó un presupuesto de 56.800 euros, que fue aceptado por el propietario de la vivienda, quien desembolsó el 50 por ciento, 28.400 euros, que transfirió a una cuenta a nombre del acusado, el cual dispuso del dinero "sin llevar a cabo obra alguna".

Para el Tribunal, está acreditado que el hombre, "utilizando la apariencia de solvencia y seriedad derivada de su relación con la inmobiliaria para la que trabajaba, hizo creer a la víctima que llevaría a cabo un trabajo de construcción cuya realización no estaba en su propósito".

Así, la Sala considera "una dato muy significativo" el hecho de que la transferencia del 50 por ciento del importe de la reforma se hiciese a una cuenta del acusado, quien explicó que se ingresó el dinero en esa cuenta porque el director de la empresa le dijo que tenía problemas con la Seguridad Social, que no concretó.

Además, concluye que las obras convenidas no se realizaron, a pesar de las fotografías aportadas por la defensa y las declaraciones de algunos testigos, aportados por esta parte, que para el Tribunal "mienten" cuando dicen que se hicieron obras en esa segunda fase que fue encargada al acusado.

Por último, también se ha tenido en cuenta que el procesado no ha podido acreditar qué hizo con el dinero, limitándose a decir que no tiene facturas porque la oficina cerró y se llevaron toda la documentación y que es la empresa la que tiene los recibos e insistiendo en que era "un mero asalariado".

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"

  4. 4

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  5. 5

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'