Ruiz Espejo dice que el metro al Civil “quedará integrado” y tendrá apoyo vecinal

Publicado 12/10/2015 12:36:49CET
Calle Eugenio Gross prolongación línea 2 del metro hacia Hospital Civil
EUROPA PRESS/JUNTA ANDALUCÍA

Se muestra convencido de que en esas explicaciones a la ciudadanía la Junta contará con el apoyo del Ayuntamiento

MÁLAGA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, se ha mostrado seguro de que el trazado en superficie del metro hacia el entorno del Hospital Civil contará con el visto bueno de los vecinos, ya que "quedará perfectamente integrado y no ocasionará más molestias que un autobús o un vehículo privado".

En esas explicaciones a la ciudadanía de la prolongación en superficie de la línea 2, ha dicho estar "convencido" de que la Junta contará con el apoyo del Ayuntamiento, tal y como se comprometió, y no habrá más sorpresas como las de las pasadas municipales cuando Francisco de la Torre incluyó en su programa electoral la posibilidad de que el metro llegara soterrado al Hospital Civil. En este punto, el delegado ha asegurado que se acometerá "la mejor fórmula y será asumida por todos".

Ruiz Espejo ha reconocido, en una entrevista concedida a Europa Press, que "cualquier obra supone un perjuicio para el desarrollo normal de la actividad de la ciudad, pero al final, tal y como se está demostrando en las zonas por las que discurre el metro, la gente está satisfecha porque ve que ha supuesto una mejora para esos entornos".

Ante esto, ha aseverado que "nuestro compromiso, junto con el Consistorio, es dar las explicaciones que haya que dar para que sea un proceso lo más abierto posible y que la gente conozca las diferentes alternativas"; para eso se programarán diferentes reuniones.

De todos modos, ha especificado, no cabe más opción para esta prolongación de la línea 2 que el trazado en superficie: "está conveniada con el Ayuntamiento, con la concesionaria y con el Banco Europeo de Inversiones (BEI)".

"Es una zona en la que hay distintos servicios, el Hospital Civil y el Materno Infantil, con una población amplia, por lo que es susceptible de un cambio de modalidad del transporte", ha indicado; en consecuencia, ha reiterado que "no causará más perjuicio que el autobús o el vehículo particular".

Además, ha apuntado que se tienen los ejemplos de metros en superficie de otras ciudades europeas, en las que "pasan por entornos habitados, entre monumentos, y conviven perfectamente".

A FINALES DE NOVIEMBRE, INICIO DEL TÚNEL

El representante de la Junta en Málaga se ha mostrado convencido de que los plazos para la puesta en servicio de la red completa del ferrocarril urbano se cumplirán; de todos modos, la última fecha dada a principios de septiembre por el nuevo consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, suponía ya un retraso respecto a la última anunciada: de finales de 2017 al verano de 2018.

Se estima que la ejecución de las obras en sí del tramo Guadalmedina-Atarazanas arranque a últimos del mes de noviembre con los trabajos del túnel.

Preguntado por la resolución del contrato con el Grupo Ortiz, encargado del tramo del metro entre Renfe y Guadalmedina, convocando, a continuación, un nuevo concurso, ha subrayado únicamente "la voluntad negociadora" mostrada por la constructora y que desde la Consejería están "confiados" en alcanzar en breve ese "acuerdo amistoso", que, ha resaltado, "será la mejor salida para todos".

Sobre la respuesta dada por los malagueños a este nuevo medio de transporte, Ruiz Espejo ha declarado que la aceptación se traduce en un crecimiento de los viajeros, como lo demuestra que "en el inicio del curso universitario haya un mayor volumen de usuarios", y en "una alta valoración, según reflejan las encuestas".

Ha incidido, precisamente, en que "la mejor garantía de continuidad de las obras es que el uso del metro sea el que se está dando, cumpliendo las previsiones de viajeros, así como la alta valoración por parte de los usuarios".

A su juicio, estos dos aspectos "justifican" la inversión "tan importante" realizada para la puesta en servicio del ferrocarril urbano, que "ha cambiado el concepto de movilidad urbana de Málaga".

Ruiz Espejo ha confiado en que la relación del alcalde de Málaga con el nuevo consejero de Fomento "facilite los acuerdos que podamos alcanzar". Así, espera que "la buena sintonía" entre ambos permita "intensificar la línea de colaboración ya iniciada y se resuelvan los asuntos pendientes", tales como el listado de obras de movilidad sostenible con las que compensar la factura municipal en concepto de anticipo de la inversión o los costes de explotación, que el Consistorio demanda que se revisen.

TECNOCASAS Y GUADALHORCE

Precisamente, también espera que se solucione otro tema que depende de la Consejería de Felipe López: el fallido plan de las llamadas 'tecnocasas', con el que tratar de revitalizar algunos de los barrios más degradados del entorno del centro histórico. "Se han abierto conversaciones para poder avanzar y resolverlo en un corto plazo", ha manifestado el delegado de la Junta.

Sobre la polémica a raíz del informe de inundabilidad de la Junta que anulaba los desarrollos empresariales, industriales, comerciales y residenciales contemplados en la vega de Campanillas y en los suelos situados a ambos lados de las márgenes del Guadalhorce, Ruiz Espejo ha apuntado que se retoman las conversaciones entre ambas administraciones para "intentar que las medidas correctoras sean asumibles".

"Se tratará de incorporar en esas medidas correctoras aquellas cuestiones que se han ido aportando", siempre, eso sí, teniendo en cuenta que "lo hay que evitar es un problema de inundación", ha matizado. Al respecto, ha resaltado que "hay una directiva comunitaria de obligado cumplimiento y que exige el Gobierno de España".