Publicado 11/09/2020 16:02:39 +02:00CET

Salado espera que la FEMP y el Gobierno central "lleguen a un acuerdo beneficioso para los ayuntamientos y diputaciones"

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, en un acto en Estepona
El presidente de la Diputación, Francisco Salado, en un acto en Estepona - DIPUTACIÓN

ESTEPONA (MÁLAGA), 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, se ha referido este viernes al decreto ley por el que se pretendía que las entidades locales cedieran parte de sus ahorros al Estado y ha esperado que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Gobierno central "lleguen a un acuerdo beneficioso para ayuntamientos y diputaciones".

Salado, durante un acto en el municipio malagueño de Estepona para la inauguración de un nuevo tramo de la Senda Litoral, ha calificado el acuerdo del presidente de la FEMP y el gobierno central para "la confiscación" de los fondos de los ayuntamientos de toda España de "fracaso" y de un "error, con el rechazo unánime de todos los alcaldes". En este sentido, ha afirmado que incluso los que cedieron "por presión", en privado afirmaban "que era malo para las corporaciones locales".

El presidente de la Diputación considera que es momento de "dialogar y escuchar" a los ediles, y constatar "que los fondos donde mejor están es en las arcas municipales" para "que estén a disposición de los ayuntamientos y diputaciones para invertirlos".

"Son los ayuntamientos los que conocen las necesidades y prioridades de los malagueños", ha añadido, asegurando, en este sentido, que "las políticas que se impulsen con esos remanentes serán más efectivas".

En cuanto a la Diputación de Málaga, ha recordado que esta cuenta con 28 millones de euros paralizados por la "cerrazón del gobierno de España de seguir confiscando los recursos económicos" de los municipios y ha enumerado algunos proyectos del ente supramunicipal a los que irían destinados como la Senda Litoral, la movilidad entre municipios mediante la mejora de carreteras, o la Senda Azul, el nuevo proyecto de la institución para mejorar el entorno marino.

Así, ha instado al Gobierno central y al presidente de la FEMP, "que tenía que haber dimitido por esa traición a los alcaldes de España", que se sienten a dialogar y llegar a un acuerdo "que defiendan los intereses de los ayuntamientos y diputaciones provinciales".

Por último, ha depositado su confianza en el vicepresidente de la FEMP, José María García Urbano, "que va poner todo el sentido común en la negociación", esperando la noticia de que "se cierre un acuerdo beneficioso para todos".

Contador