Actualizado 14/05/2021 16:44

Salado prevé un fin de semana "muy potente" en Málaga y pide esfuerzo colectivo e individual para contener a la COVID

El presidente de la Diputación y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, con la vicepresidenta segunda y consejera delegada de TCS, Margarita del Cid.
El presidente de la Diputación y de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, con la vicepresidenta segunda y consejera delegada de TCS, Margarita del Cid. - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

Señala que la mayoría de los municipios reforzarán el control ante la masiva afluencia de visitantes prevista

MÁLAGA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Málaga espera un fin de semana, el primero completo tras decaer el estado de alarma el pasado 9 de mayo, "muy potente", según ha indicado el presidente de la Diputación y de Turismo y Planificación Costa del Sol, Francisco Salado, quien ha pedido un "esfuerzo colectivo e individual" para seguir bajando la incidencia de la COVID-19.

El pasado fin de semana, la mayor parte de los viajeros que llegaron a Málaga procedían de Sevilla, Córdoba y Granada, ha agregado el director gerente de Turismo Costa del Sol, Antonio Díaz, quien ha señalado que habrá que esperar a la próxima semana para conocer los detalles de este sábado y domingo. No obstante, "hay muchas ganas de venir a Málaga".

De hecho, el presidente de la Diputación ha informado de que prácticamente todos los municipios están preparando dispositivos de refuerzo con las policías locales y los efectivos de Protección Civil ante la afluencia de visitantes, "para recordar a la gente y concienciar de que hay que seguir cumpliendo las normas de distancia, mascarilla", etcétera.

"Cuanto antes bajemos la incidencia antes recuperaremos el sector turístico", ha reiterado Salado, insistiendo en ese mensaje de responsabilidad individual para seguir frenando a la pandemia.

EL VERANO SE ALARGARÁ

En este sentido, cuestionado por las previsiones para el próximo verano, el presidente de Turismo Costa del Sol ha admitido que es "precipitado", dadas las circunstancias sanitarias, pero sí hay optimismo: "Somos muy positivos".

Ha aludido a la importancia de la vacunación para seguir avanzando, por lo que irán analizando semana a semana con los datos que les proporcionan las búsquedas del destino así como las reservas, "que se están incrementando"; para conocer las expectativas del destino.

Lo que sí tiene claro Francisco Salado es que el verano de 2021 "se va a alargar mucho más", conforme la incidencia vaya bajando y ha considerado que septiembre y octubre serán meses "muy buenos" para el sector turístico, confiando en que entonces ya haya turismo internacional. "Aquí tenemos la ventaja de que tenemos sol casi los 365 días del año", ha finalizado.