Tres detenidos por romper parte de una exposición en calle Larios tras ser sorprendidos por un policía fuera de servicio

Publicado 05/04/2019 13:07:20CET
Málaga.- Sucesos.- Detenidos dos jóvenes por el robo con violencia de un teléfon
EUROPA PRESS - Archivo

Fueron sorprendidos a primera hora de este viernes por un policía local fuera de servicio

MÁLAGA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de Policía Local de Málaga y de la Policía Nacional han detenido a tres individuos de nacionalidad española y 19, 20 y 21 años, todos ellos vecinos de diferentes pueblos costeros de la zona occidental de la provincia, como presuntos autores de un delito de daños, sumándosele a uno de ellos un presunto delito de amenazas, y a otro un presunto delito de atentado, en ambos casos a agentes de la autoridad.

Los hechos han tenido lugar sobre las 06.45 horas de este viernes cuando un policía local fuera de servicio observó cómo los tres individuos iban fracturando expositores de la muestra conmemorativa del 20 aniversario del diario La Opinión de Málaga; por lo que los siguió al tiempo que informaba a sus compañeros del citado cuerpo policial.

Una pareja de policías locales uniformados acudió en apoyo, interceptando a los tres individuos en plaza de La Marina y procediendo a su plena identificación, han indicado desde este cuerpo en un comunicado.

Al mismo tiempo, una patrulla de la Policía Nacional se dirigió hacia calle Marqués de Larios tras recibirse una llamada en la Sala 091 en la que una testigo denunciaba los hechos. Una vez en el lugar, los policías nacionales procedieron a entrevistarse con la misma, manifestándoles que los individuos iban rompiendo los expositores, turnándose entre ellos y grabándolo al mismo tiempo con sus teléfonos móviles, llegando uno de ellos a dirigirse a ella en tono amenazante preguntándole qué miraba.

Tras comprobar que habían roto un total de doce expositores, siendo el valor aproximado de cada uno de ellos de 150 euros, los agentes se dirigieron hacia plaza de La Marina en apoyo a sus compañeros de la Policía Local.

Los individuos mostraron en todo momento una actitud hostil y desafiante, llegando uno de ellos a amenazar a uno de los agentes, y otro, incluso, a acometer a otro empujándolo en el pecho, debiendo ser reducido.

Ante los hechos, los agentes procedieron a la detención de los individuos y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puestos a disposición judicial.

Uno de los detenidos fue trasladado previamente a un centro médico para ser asistido de un corte sangrante que presentaba en una mano, producido, presumiblemente, como consecuencia de la fractura intencionada de alguno de los expositores.