17 de febrero de 2020
 

El acoso, las drogas y la violencia de género centran en 2013 las charlas del plan de mejora de seguridad escolar

Publicado 11/03/2014 15:01:57CET
Juan Lillo
EUROPA PRESS

JAÉN, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El acoso escolar, el consumo de drogas y alcohol y la violencia de género han sido los temas que han centrado la mayoría de las más de 1.100 charlas informativas que se han impartido durante el pasado año 2013 en colegios de la provincia de Jaén en el marco del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar.

Así lo ha puesto de relieve el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, en una rueda de prensa tras presidir este martes una reunión para analizar las líneas de actuación de la cuarta edición de dicho plan, que se desarrolla desde el inicio del curso.

En concreto, Lillo ha detallado que el acoso escolar ha centrado el 21,3 por ciento de dichas charlas, que, según ha remarcado, se han orientado "no sólo a los alumnos, sino también a las asociaciones de madres y padres (Ampas) y a los profesores"; mientras que el consumo de drogas y alcohol ha sido el objeto de interés de alrededor de un 20 por ciento de esas charlas, mientras que un 18,43 por ciento de éstas se han ocupado de la violencia de género.

Esta última es "una cuestión que preocupa" a los organismos implicados en el desarrollo del Plan Director, según ha explicado Lillo, desde el convencimiento de que se trata de un problema que "hay que atajar desde pequeños, porque no se pueden consentir las actuales tasas de muertes" por la violencia de género.

Otra de las cuestiones que "más preocupan" en el seno del Plan Director es "el acceso sin control ninguno de la gente menuda a las redes" de Internet, según ha indicado el subdelegado, que, al hilo de ello, ha llamado a los padres a realizar un "esfuerzo importante para que vigilen" el uso que de "ordenadores y teléfonos" realizan los niños cuando llegan a casa.

De igual modo, en el marco de este plan se han realizado 1.570 servicios de "vigilancia permanente" en todos los centros escolares, "unas veces con agentes uniformados, y otras veces sin uniformar", para "buscar a la gente que propicia delitos".

Por último, este programa también ha incluido la realización de un total de 112 "actividades complementarias", entre las que, según ha detallado Lillo, han figurado "visitas a centros e instalaciones", así como "jornadas de puertas abiertas en cuarteles" para que "la gente joven conozca cuál es la labor que se está desarrollando".