El adelanto electoral desactiva la comisión de investigación creada en el Parlamento andaluz sobre la Faffe

La comisión de investigación de la Faffe reunida este viernes
PARLAMENTO ANDALUZ
Publicado 08/10/2018 19:34:05CET

SEVILLA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La disolución del Parlamento andaluz a raíz de la decisión de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de adelantar los comicios andaluces al próximo 2 de diciembre, cuando estaban previstos para marzo de 2019, conlleva la desactivación de la comisión de investigación que se creó en la Cámara sobre la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe).

Concretamente, este órgano de investigación se creó a principios del mes de septiembre de este año después de que el PSOE-A decidiera retirar el escrito de oposición que presentó en julio para intentar evitar la creación del mismo.

Así, la comisión de investigación, impulsada por el PP-A, se creó de manera automática al no expresar ningún partido su rechazo a la misma en virtud del artículo 52.1 del Reglamento del Parlamento, que recoge que admitida la solicitud por la Mesa, se ordenará su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía (BOPA), de modo que si transcurridos siete días desde la fecha de la publicación sin que ningún grupo parlamentario manifieste su oposición, se entenderá creada la comisión solicitada, de lo que la Presidencia dará cuenta al Pleno de la Cámara, lo que ocurrió el pasado 12 de septiembre.

El campo de investigación contemplaba la gestión de los fondos públicos, las encomiendas de gestión y subvenciones concedidas a la Faffe desde su creación hasta la actualidad, y fue solicitada por el grupo parlamentario del PP-A tras conocerse el presunto uso indebido de tarjetas de crédito de la referida fundación para pagar, supuestamente, 14.737 euros en un prostíbulo de Sevilla por parte de un directivo de la fundación y ex miembro de la ejecutiva del PSOE andaluz.

No obstante, la convocatoria anticipada de elecciones ha provocado que este órgano de investigación decaiga cuando sólo ha celebrado dos reuniones, la de constitución, que se saldó con la designación de la diputada del PSOE-A Marisa Bustinduy como presidenta del mismo, algo que fue duramente criticado por los partidos de la oposición, que no fueron capaces de llegar a un acuerdo para que el PSOE-A no se hiciera con ese cargo; y una segunda reunión donde cerraron el pasado viernes 5 de octubre como fecha tope para que los grupos registraran en el Parlamento sus propuestas de planes de trabajo.

Así las cosas, estaba prevista una nueva reunión de la comisión para este martes, 9 de octubre, donde Bustinduy iba a elevar una propuesta de consenso sobre el plan de trabajo que regiría sus trabajos pero que, finalmente, no se celebrará una vez que Susana Díaz ha firmado ya el decreto de disolución del Parlamento andaluz para convocar las elecciones autonómicas.

LA COMISIÓN "NACIÓ MUERTA"

Precisamente los rumores de adelanto electoral han planeado constantemente sobre la comisión de investigación, toda vez que los partidos de la oposición advirtieron desde el principio de que la comisión nacía "muerta" pues preveían que la presidenta llamaría a las urnas antes de lo previsto y que, de hecho, este era el motivo por el que los socialistas permitieron que se creara al retirar su escrito de oposición a la misma.

Por esto, en la primera y última reunión ordinaria de la comisión, Podemos e IULV-CA defendieron que se sometiera a votación una iniciativa para reclamar información a la Presidencia del Gobierno andaluz respecto a la fecha de las elecciones en la comunidad autónoma, toda vez que veían fundamental conocerla para poder elaborar sus planes de trabajo en función del tiempo que restaba de legislatura.

No obstante, Bustinduy no permitió que este asunto se votara con una decisión, para los partidos de la oposición, con la que actuó como "defensora" y "mandatada" de Susana Díaz, en lugar de como se espera de una presidenta de una comisión de investigación.