Andalucía presenta un superávit del 0,15% en septiembre de 2018, que equivale a 248 millones

Publicado 27/11/2018 16:07:43CET
EPDATA

SEVILLA/MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Andalucía ha registrado un superávit del 0,15 por ciento en septiembre del 2018, lo que equivale a 248 millones e implica una variación del 145,54 por ciento respecto al mismo periodo de hace un año, según los datos hechos públicos por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Los mismos datos muestran que el déficit del conjunto de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales se redujo un 20,8 por ciento en los nueve primeros meses del año, hasta los 18.585 millones de euros, lo que equivale al 1,53 por ciento del PIB, un 2,01 por ciento menos que el año anterior.

Mientras, el déficit del Estado hasta octubre se redujo un 36,8 por ciento, hasta los 8.384 millones de euros, equivalente al 0,69 por ciento del PIB, 0,45 puntos porcentuales menos.

La reducción del déficit del Estado se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos impositivos un 8,5 por ciento, hasta 145.961 millones de euros, frente al alza del 5,4 por ciento de los gastos no financieros del Estado, con un total de 176.321 millones hasta octubre.

De su lado, el superávit primario del Estado (la diferencia entre ingresos y gastos sin tener en cuenta el pago de los intereses de la deuda) aumentó un 56 por ciento, hasta los 13.413 millones de euros.

Además, la cifra de déficit público de 15.585 millones (-20,8 por ciento), excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de septiembre es positivo por importe de 33 millones.

En el desglose de los datos del déficit público, la Administración Central alcanzó un déficit de 14.772 millones en los nueve primeros meses del año, el 1,22 por ciento del PIB, descontada la ayuda financiera.

LAS CCAA CUADRUPLICAN SU SUPERÁVIT

A su vez, las comunidades autónomas cuadruplicaron su superávit hasta los 2.035 millones en agosto, frente al superávit de 481 millones del año pasado, gracias a la evolución de los ingresos, que crecen un 5,5 por ciento frente al menos aumento de los gastos (+4,3 por ciento). En total, 12 comunidades registraron superávits.

Respecto a las comunidades autónomas, las 12 regiones que presentaron superávits fueron Canarias (+1,41 por ciento), Asturias (+0,66 por ciento), País Vasco (+0,65 por ciento), La Rioja (+0,61 por ciento), Galicia (+0,53 por ciento), Baleares (+0,45 por ciento), Comunidad de Madrid (+0,17 por ciento), Cataluña (+0,15 por ciento), Andalucía (+0,15 por ciento), Extremadura (+0,12 por ciento), Cantabria (+0,07 por ciento) y Aragón (+0,05 por ciento).

Por el contrario, registraron déficit las demás regiones: Castilla-La Mancha (-0,32 por ciento), Castila y León (-0,11 por ciento), Murcia (-0,51 por ciento), Navarra (-0,34 por ciento) y Comunidad Valenciana (-0,35 por ciento).

De su lado, los fondos de la Seguridad Social presentaron un déficit de 5.848 millones de euros hasta el tercer trimestre del año, un 11,2 por ciento inferior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. Dentro del subsector, el sistema de Seguridad Social registró un déficit de 7.726 millones (0,64 por ciento del PIB), lo que supone una reducción interanual del 2,7 por ciento.

LOS INGRESOS SUBEN UN 8,1%

En cuanto al déficit del Estado, en este caso hasta el mes de octubre, se situó en 8.384 millones de euros, un 36,8 por ciento menos, equivalente al 0,69 por ciento del PIB, frente al 1,14 por ciento del mismo periodo del año anterior.

La reducción del déficit del Estado se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos del nueve por ciento, hasta 167.937 millones de euros, con un repunte del 8,5 por ciento de los ingresos impositivos, hasta 145.961 millones de euros, frente al alza del 5,4 por ciento de los gastos no financieros del Estado, con un total de 176.321 millones hasta el décimo mes del año.

Hasta octubre, la recaudación total en términos de caja subió un 8,1 por ciento, hasta los 201.589 millones de euros, de los que 77.114 millones corresponden a las administraciones territoriales por su participación en los impuestos estatales (entregas a cuenta), y 124.475 millones son ingresos para el Estado, que aumentan un 9,6 por ciento respecto a igual periodo de 2017.

Dentro de los ingresos, los referidos a impuestos directos y cotizaciones sociales alcanzaron una cifra de 97.675 millones, un 9,1 por ciento más que la obtenida en el mismo periodo del año anterior, debido fundamentalmente al aumento del 7,8 por ciento del IRPF, hasta 70.379 millones, por las retenciones del trabajo (+6,5 por ciento), hasta 63.812 millones.

Mientras, el Impuesto sobre Sociedades aumentó un 13 por ciento, hasta 22.706 millones, por el aumento del segundo pago a cuenta en un 23,1 por ciento, concentrado este incremento en cinco grandes grupos consolidados, ya que, si se eliminan estos, el resto de empresas han ingresado alrededor de un cuatro por ciento más (un 6,4 por ciento más en el caso de las pymes), y por los ingresos de las declaraciones anuales, con un incremento superior al ocho por ciento.

Por su parte, los ingresos totales por impuestos indirectos ascendieron entre enero y octubre a 82.889 millones, un 7,7 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

La recaudación neta del IVA en términos homogéneos, es decir corregida del impacto del SII y del distinto ritmo de realización de las devoluciones en ambos años, se incrementó un 3,8 por ciento, hasta situarse en un importe de 63.891 millones.

A su vez, la recaudación por impuestos especiales se elevó un 0,5 por ciento, hasta 17.080 millones, pese al descenso del impuesto sobre el carbón (-13,1 por ciento), Labores del Tabaco (-0,6 por ciento) y alcohol (-1,8 por ciento), al compensarse por alzas en impuestos de hidrocarburos (+1,4 por ciento) y electricidad (+2,9 por ciento).

LOS GASTOS AUMENTAN UN 5%

Por el lado de los gastos, los pagos no financieros efectuados por el Estado hasta finales de octubre se situaron en 128.705 millones, un cinco por ciento más que en el mismo período de 2017. El único capítulo del presupuesto que ha reducido sus pagos es el de gastos financieros (-0,8 por ciento), hasta 29.096 millones de euros.

Los gastos de personal aumentaron un 3,3 por ciento, hasta 13.053 millones; los gastos corrientes en bienes y servicios se mantuvieron en 2.257 millones, y las transferencias corrientes se elevaron un 6,5 por ciento, hasta 75.132 millones.

Las transferencias de capital se elevaron 16,7 por ciento, hasta 5.682 millones, y las inversiones reales se elevaron un 19,9 por ciento, hasta 3.485 millones. Dentro de estas, creció un 34,9 por ciento la inversión del Ministerio de Defensa, hasta 1.790 millones, y un 7,3por ciento la inversión civil, debido al alza del 2,7 por ciento del Ministerio de Fomento y el retroceso del 0,8 por ciento de Agricultura.

Para leer más