Arranca este viernes la demolición "a mano" de dos casas desalojadas en Guadix por riesgo de derrumbe

Una de las casas afectadas en Guadix (Granada)
EP/AYTOGUADIX
Actualizado 22/10/2010 7:58:19 CET

GUADIX (GRANADA), 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Guadix (Granada) procederá este viernes a la "demolición total" de una de las tres viviendas desalojadas hace unos días a raíz del hundimiento de una calle que las dañó obligando al desalojo de sus cuatro inquilinos. Los trabajos se harán "a mano" e incluirán la demolición parcial de un inmueble cercano al anterior para evitar nuevos incidentes.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Guadix, Santiago Pérez (PP), ha informado de que los trabajos se han adjudicado a una empresa privada y estarán supervisados por un técnico del Ayuntamiento y agentes de la Policía Local, que acordonarán la zona para garantizar la seguridad durante los trabajos.

La casa que será demolida en su totalidad lleva desalojada desde marzo a raíz del pasado temporal de lluvia. Ya entonces se recomendó a su único habitante, un hombre de avanzada edad, que se reubicara en otro inmueble como medida preventiva, al detectarse entonces que el inmueble no reunía condiciones de seguridad suficientes.

INSTRUCCIONES DESDE CULTURA

El Ayuntamiento de Guadix intervendrá en la zona siguiendo las recomendaciones de los informes técnicos municipales y tras contar con el visto bueno de la Delegación de Cultura de la Junta en Granada, cuyo titular, Pedro Benzal, se desplazó el lunes al municipio para conocer de primera mano la actuación.

La peculiaridad de la calle en la que se encuentran ubicados los inmuebles y las características de los mismos hacen preciso que los trabajos de derribo se hagan "a mano", en vez de con maquinaria específica para este tipo de actuaciones, de las que se dará parte al seguro de Aguas de Guadix para que asuma el coste.

El primer edil ha recordado que, tras el hundimiento de la calle Ibáñez, todos los servicios municipales se coordinaron para garantizar la seguridad en la zona. El mismo martes se hizo la primera inspección ocular y se trasladó la comunicación pertinente a Cultura, cuyos técnicos visitaron la zona el miércoles. "Se actuó con diligencia y por fortuna no hay que lamentar daños personales, mientras que los daños materiales esperamos que se cubran con el seguro", ha señalado.

Pérez ha insistido en que todo momento se ha tratado de estar junto a los vecinos, dando respuesta a sus necesidades y dando la cara en todo momento. "Es cierto que hemos tenido que adoptar medidas drásticas, como el desalojo, pero ha sido por seguridad", ha advertido.

De hecho, la entidad local quiere seguir estudiando los motivos por los que se ha producido esta situación y aspira a realizar una prospección del terreno en el solar donde ahora se asientan las viviendas afectadas para obtener más datos y ver cómo se puede prevenir este tipo de incidentes.