Actualizado 15/10/2021 12:53 CET

Andalucía rechaza idea de frente en financiación, cree que Galicia dice "lo mismo" y que "nadie puede perder"

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, este viernes en su intervención en los encuentros informativos de Europa Press Andalucía de la mano de la Fundación Cajasol y con el patrocinio de Atlantic Copper y Cepsa.
El consejero de Hacienda, Juan Bravo, este viernes en su intervención en los encuentros informativos de Europa Press Andalucía de la mano de la Fundación Cajasol y con el patrocinio de Atlantic Copper y Cepsa. - María José López - Europa Press

SEVILLA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha rechazado este viernes la percepción de la negociación de la financiación autónomica por agrupación de unas comunidades que comparten inquietudes y necesidades ante otras.

"No es frente, de verdad", ha respondido Bravo ante la pregunta y cuestionado por que Galicia lidere un bloque con otras siete comunidades más para alegar que "estamos diciendo lo mismo", así como ha abogado por un principio como que en la financiación "nadie puede perder".

En el marco de los Encuentros Informativos de Europa Press, organizado de la mano de la Fundación Cajasol y con el patrocinio de Atlantic Copper y Cepsa, Bravo ha rechazado las diferencias de Andalucía, que abandera la población como criterio de reparto, con Galicia y ese grupo de comunidades.

La próxima semana hay previsto un encuentro en Sevilla del presidente de Andalucía, Juanma Moreno, con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aunque aún sin fecha fijada.

Tras los sucesivos encuentros que ha celebrado Moreno con los presidentes de Valencia, Ximo Puig, y de la Región de Murcia, Fernando López Miras, el consejero de Hacienda ha reconocido que "compartimos con Valencia y Murcia que tenemos una posición común", pronunciamiento antes de invitar a reflexionar sobre el hecho de que hablar de financiación de las comunidades es concluir en que "hablamos de población", al tiempo en que ha apelado a que "los impuestos los pagan las personas" y consecuentemente ha considerado que "hay que atender a las personas".

Ahondando en las reivindicaciones que puede abanderar Galicia, donde la población no es el criterio determinante y congrega las aspiraciones de comunidades socialistas como Extremadura, Aragón y Castilla La Mancha, Bravo ha reconocido que en la prestación de servicios "no es lo mismo Castilla León que La Rioja", por la diferencia de extensión del territorio de una y otra, punto en el que ha esgrimido que durante el encuentro de Moreno y Puig ambos "dejaron la puerta abierta" para que, a partir del criterio de la población ajustada, otras comunidades pudieran modular su peso a través de "efectos correctores", entre los que Bravo ha incluido aspectos como "la edad o la dispersión", para concluir que "vamos a sentarnos a ver qué propuestas hacemos".

"No dijimos que se quitase nada a nadie", ha proclamado el consejero de Hacienda sobre la prevalencia de la población en el reparto de los fondos para la financiación de las comunidades, quien ha insistido en que las diferentes reivindicaciones "no se puede ver como confrontación", antes de reclamar que "nadie puede perder" y ante la pregunta consecuente de si "hay que meter más dinero" en el sistema de financiación, ha respondido con un "sí".

"Tenemos que adquirir compromisos de reformas", ha sostenido Bravo sobre la contraprestación que correspondería aportar a las comunidades autónomas en un nuevo diseño del sistema de financiación, tras expresar su estupor por el caso de una entidad instrumental, que no ha nombrado, de la que ha apuntado que su presupuesto se reparte en un "90% para nóminas y 10% para hacer".

El consejero de Hacienda también ha invitado a revisar el reparto de competencias en manos de las administraciones territoriales tras reivindicar que "de los cuatro pilares básicos del Estado del Bienestar, tres están en manos de las comunidades", en alusión a la sanidad, educación y políticas sociales.

Bravo ha abogado por plantearse "cuánto vale" el ejercicio de esas competencias, para seguidamente abordar "cuánto va a las comunidades, a las diputaciones", un ejercicio de gestión que ha presentado bajo la lógica de ser una atribución propia de los políticos, por cuanto "para eso nos vota la gente".

El consejero de Hacienda, quien ha esgrimido que la negociación presupuestaria "no es fácil con las consejerías", ha sostenido que "se deben tomar decisiones duras, si te equivocas le estás complicando la vida a las personas, y si aciertas le estás facilitando la vida".

Para leer más