Calvo, sobre si será presidenta del Congreso: "Nunca me han preocupado las quinielas"

Calvo evita opinar sobre la decisión del juez sobre el caso María José Carrasco pero pide una ley de eutanasia "pronto"
Europa Press TV - Europa Press
Publicado 02/05/2019 13:00:12CET

CABRA (CÓRDOBA), 2 May. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha manifestado este jueves al ser preguntada por si será presidenta del Congreso de los Diputados en la nueva legislatura que a ella "nunca" le han preocupado las quinielas en la vida, ni les ha hecho caso, de manera que ha dicho que no prefiere hablar de "andar repartiendo cargos".

En declaraciones a los periodistas en una visita al Ayuntamiento de Cabra (Córdoba), Calvo ha comentado que "se está ahora en el periodo de quinielas unos cuantos días", si bien ha remarcado que no les hace caso, "entre otras razones, porque llegué a la política con profesión y estoy en la política de una manera romántica y apasionada para servir al país, mis ideas y mi partido", ha argumentado.

Al respecto, ha dicho que está ahora trabajando en la campaña electoral de las municipales y en el Consejo de Ministros, que está en funciones, de la próxima semana, de manera que "hay que seguir llevando los asuntos cotidianos de este país, que son muchos y complicados", de modo que volviendo a la pregunta, "casi ni me entero de esto, porque la verdad es que me afecta muy poco", ha zanjado, para agradecer la vida política que ha tenido, a los ciudadanos cuando le han votado y al partido cuando ha pensado que "podía trabajar para España y Andalucía".

Preguntada sobre los pactos para conformar Gobierno, la vicepresidenta ha señalado que se está "en los días propicios para que todo el mundo hable de esto y se entiende, pero hay que ir por tiempos", de forma que "el primer tiempo es que los españoles han mandado un mensaje rotundo, que quieren que gobierne el PSOE, con su programa y con el haber construido en diez meses".

La distancia en los resultados del PSOE es "tan grande" respecto a los demás que ha recomendado "todo a su tiempo y con calma". "Queremos gobernar con nuestro programa y nuestra fuerza, que ahora es mucho más grande que la que teníamos; queremos ser lo que somos, un Gobierno socialista, progresista, de políticas equilibradas entre el desarrollo económico y social, con políticas de igualdad y un Gobierno feminista que peleará por los avances de las mujeres", ha subrayado, para agregar que "esto requerirá acuerdos con mucha gente".

A su juicio, "hay que seguir resolviendo la situación de Cataluña", que espera que "haya muchos partidos, que en vez de estar a la bronca y agravando la situación, ahora ayuden como corresponde a una política de Estado". Por tanto, ha remarcado que prefiere "hablar de esto, que es mucho más interesante, que andar repartiendo cargos, que ni siquiera me afectan a mí", por lo que espera que "no le afecten a casi nadie, más allá de los objetivos".

Contador