Cáritas forma a más de 150 desempleados en cultivo ecológico en terrenos de la Vega y la Costa de Granada

Cáritas forma a desempleados en cultivo ecológico en la Vega de Granada
CÁRITAS
Publicado 07/01/2019 10:31:03CET

GRANADA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cáritas tiene en marcha un proyecto social en terrenos de la Vega de Granada y la Costa Tropical que ha formado en agricultura ecológica a más de 150 desempleados de larga duración, con cargas familiares y con bajos recursos económicos para ayudarles a encontrar una salida laboral.

Se trata de la iniciativa 'Sembrando Oportunidades', un programa de formación para el empleo que comenzó su andadura en Motril en 2014, a raíz de la cesión de unos terrenos de cultivo por parte de una familia de la localidad. Años más tarde, gracias a una nueva donación de tierras agrícolas, la experiencia se trasladó también a la Vega granadina.

El apoyo de empresas privadas e instituciones permite que los alumnos desarrollen su labor en varios terrenos que se han certificado en ecológico, tanto al aire libre como bajo techo; un vivero, parques, jardines y la finca experimental La Nacla-Puntalón, según han informado a Europa Press fuentes de Cáritas.

Los productos hortícolas que se cosechan son destinados al autoconsumo de los participantes, que normalmente tienen poco recursos, y a la donación del comedor social de Motril. Otra parte se está comercializando a través de dos empresas --Miguel García Sánchez e hijos S.L. y Frutos los Pisaos S.L.-- y los 1.307 euros que se han obtenido de beneficios en 2018 se han invertido en herramientas agrícolas.

En 2018 participaron en el programa un total de 48 personas. En general son desempleados de larga duración, con escasa empleabilidad, cargas familiares y bajos recursos económicos. El perfil que predominó el pasado ejercicio fue el de un hombre de nacionalidad española, que no alcanza la mayoría de edad y con estudios primarios.

Los alumnos que han participado en el proyecto han recibido una prestación económica de 100 euros al mes para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, transporte o ayuda alquiler. Esta cuantía económica procede de los fondos de Cáritas Diocesana de Granada.

El proyecto cuenta con la colaboración desinteresada de más de una decena de empresas, entidades y organismos públicos, especialmente el Ayuntamiento de Motril y el Fondo Social Europeo, que aporta el 80 por ciento de los 79.339 euros de inversión que ha requerido la iniciativa.

El resto procede de fondos de Cáritas, que para este año se ha marcado el objetivo de aumentar la producción y comercialización de hortalizas y ampliar la red de entidades públicas y privadas que participan en el proyecto.

Contador