Publicado 03/07/2020 11:59:37 +02:00CET

Celis (PSOE) aboga por "una confluencia de todas las fuerzas de izquierda en Andalucía para parar a la ultraderecha"

El vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en una foto de archivo.
El vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, en una foto de archivo. - Óscar J.Barroso - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero del Congreso de los Diputados, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), ha defendido este viernes que en Andalucía se necesita "una confluencia de todas las fuerzas de izquierda" para confirmar "una unidad de acción política para parar a la ultraderecha y la consolidación de la derecha en nuestra tierra".

Así lo ha planteado en un encuentro digital organizado por la Cadena SER Andalucía, seguido por Europa Press y en la que también ha participado la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet (Cs), donde Gómez de Celis ha mantenido que esa "confluencia" entre fuerzas de izquierda debería darse "en paralelo" a un "llamamiento a todas las fuerzas democráticas para que paremos el odio" de la "ultraderecha" y "pongamos pie en pared para que la xenofobia, el machismo y el racismo no avancen en la sociedad".

En esa línea, el vicepresidente del Congreso ha aseverado que "las medias tintas no valen", y, mientras que "en el contexto de Europa lo tienen muy claro generando un cordón sanitario y alejando a las tesis de la ultraderecha de cualquier ámbito de poder", y así actúan tanto "liberales" como "conservadores", ha lamentado que, en cambio, en Andalucía "hay fuerzas políticas que contemporizan demasiado con la extrema derecha", y "Vox es el que manda".

Al hilo, ha aludido a la comisión de estudio para la recuperación de Andalucía tras la pandemia del coronavirus creada en el Parlamento autonómico, y de la que se salieron PSOE-A y Adelante Andalucía para mostrar su rechazo a que sea un diputado de Vox quien la presida, merced a los apoyos del PP-A y Ciudadanos.

Gómez de Celis ha remarcado que la presidencia de Vox ha sido "una elección", porque "se podría haber realizado de cualquier otra forma", y la comisión podría haber estado presidida por Cs o el PP-A, como llegó incluso a plantear el PSOE-A, según ha recordado.

"Pero en Andalucía, el que paga, manda", y Vox "pagó la fiesta del Gobierno andaluz" de PP-A y Cs, según ha sostenido el vicepresidente del Congreso, quien ha cargado contra Vox por ser "un grupo que quiere liquidar las comunidades autónomas", así como por la "xenofobia, el racismo y el machismo que conlleva".

Ha apuntado que "quizá lo más sorprendente y triste es lo que sucede con Ciudadanos en Andalucía", con un comportamiento a su juicio diferente del "nuevo ciclo" que el partido naranja ha iniciado en Madrid bajo el liderazgo de Inés Arrimadas.

En esa línea, Gómez de Celis ha valorado la actitud de Cs a nivel nacional, donde "ha recuperado sentido de estado", y ha dicho que tiene "muchas esperanzas" en que el partido naranja, en Andalucía, "avance en el mismo sentido y orientación de lo que está haciendo en España, poniendo el sentido de estado y de comunidad autónoma por encima de sus propios intereses".

BOSQUET RECHAZA "LEVANTAR TRINCHERAS"

Por su parte, la presidenta del Parlamento andaluz y diputada de Cs, Marta Bosquet, ha lamentado la salida de la comisión de recuperación de PSOE-A y Adelante por discrepancias con la "presidencia" de la misma, cuando se había acordado que dicha comisión "se subdividiera en subcomisiones, y que todos los grupos estuvieran representados en la mesa" de la misma.

A juicio de Marta Bosquet, en torno a la comisión "no tienen que importar los sillones de quien presida" la misma, sino "escuchar a los agentes sociales" que están compareciendo en la misma, "prestar atención" a sus aportaciones y, "después, reconducir sus propuestas" a través de los grupos políticos.

"Los políticos estamos para buscar soluciones", ha subrayado la presidenta del Parlamento antes de agregar que, en una situación de crisis como la actual, "es de imperiosa necesidad" desarrollar esa responsabilidad, "tender puentes y no levantar trincheras", según ha remarcado.