El colectivo Lgtbi ve "vergonzoso" el acuerdo con Vox y dice que "estará vigilante" con el futuro gobierno

Publicado 10/01/2019 18:02:27CET

SEVILLA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Triángulo asegura "sentir vergüenza" por el pacto con Vox, un partido al que consideran "antiderechos, lgbtifóbico, machista y xenófobo", mientras que Andalucía Diversidad señala que "estarán vigilantes" con el futuro gobierno para ver "qué políticas se llevan a cabo o si se desarrolla la Ley Lgbti", aprobada hace un año en el Parlamento y que entró en vigor el pasado mes de febrero.

Así, en un comunicado remitido a Europa Press, la Fundación Triángulo Andalucía señala que aunque la lectura aparente del acuerdo del PP con Vox "no menciona" la derogación de las leyes de igualdad, violencia de género y Lgbti de Andalucía, "si deja claro con medidas ambiguas que pretenden acabar con su implementación por la puerta de atrás, de forma absolutamente vergonzante".

De este modo, su presidente, Raúl González, lamenta que "PP y Vox (e indirectamente Ciudadanos) firmaran un pacto en el que se asumían buena parte de los postulados que Vox exigía el día anterior", porque, insisten, "aunque no está toda la letra explícita, si su música, que no es otra cosa que luchar contra todo lo que signifique igualdad de derechos para todas los andaluces".

En concreto, asegura que el pacto "focaliza en aspectos educativos para revertir los temas de igualdad", y "potencia la diferenciación de sexos en la escuela para mantener la discriminación de las mujeres y de cualquier persona que no se ajuste a los roles de género de lo que consideran ser hombre y mujer, además de reivindicar la objeción de conciencia educativa para los padres y madres".

De este modo, González destaca que "no van a asumir ningún retroceso en derechos para las personas que sufren discriminación" y que y lucharemos por ello hasta donde sea necesario".

Además, critica el artículo 13 del acuerdo --"evitar cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos y permitiendo que los padres puedan excluir a sus hijos de la formación no reglada por actividades complementarias o extraescolares cuando sean contrarias a sus convicciones"-- porque, a su juicio, "es derogar por la puerta de atrás" la ley Lgbti de Andalucía que "establece en varios de su articulado la obligación de los poderes públicos de establecer medidas contra el acoso escolar en los centro educativos, asumiendo los postulados defendidos por organizaciones ultras como Hazte Oir".

Además, lamenta que, entre otros, en el punto 15 establece como prioridad "garantizar la educación diferenciada", un extremo que "solo puede tener un objetivo, educar diferente para conseguir personas con valores diferentes. Es decir perpetuar la discriminación de las mujeres en todos los ámbitos y evitar que los hombres se impliquen en cuidados de la familia", lo que "nos manda directamente a la etapa predemocrática donde la mujer era ciudadana de segunda".

Por su parte, el presidente de Andalucía Diversidad, Antonio Ferre, manifiesta que "la libertad de derechos y las conquistas sociales no deben ser moneda de cambio para formar ningún gobierno", y dice "no tolerar" que por parte de Vox "se hable de con la ley Lgtbi andaluza se está adoctrinando a los niños en los colegios, cuando en la norma viene que en la educación se debe hablar de la pluralidad".

"Como federación andaluza miraremos con lupa todo tipo de políticas", afirma Ferre, que insiste en que "estarán vigilantes" y a la espera de cómo se desarrolle la estructura de la Junta. Y agrega que para eso estarán presentes en las manifestaciones con el movimiento feminista, "para que no se eche para atrás ninguna conquista conseguida".

"Ha costado mucho trabajo y muchos años lograr que se reconozcan los derechos del colectivo y la normalización para que ahora llegue la ultraderecha y quiera de nuevo abocarnos a los guetos y a la clandestinidad, a volver a tener miedo y sufrir por nuestra condición sexual o nuestra identidad de género", ha alertado el presidente de Andalucía Diversidad.

Contador